Click on the slide!

Presentación

Image taken from the movie "Shoot 'em up"

Bienvenido, bienvenida, a la página web de la Fundación Heliópolis. Un proyecto que nace con el objetivo de impulsar la democratización del Real Betis Balompié y su regeneración social. Un proyecto que en su propia denominación, "Heliópolis", evoca un origen y un destino: el hogar al que pertenecemos, el hogar al que queremos volver, el Betis de siempre que los béticos queremos recuperar. Un proyecto que puedes conocer en esta página web, que iremos enriqueciendo con tus aportaciones y sugerencias. Te damos la bienvenida, en fin, a un espacio común que queremos construir entre todos y todas, que queremos construir contigo. Gracias por tu visita.

Click on the slide!

Entrevista BW al Presidente de la Fundación (vídeo)

Image taken from the "Invaders"

Vídeo íntegro de la entrevista realizada por Betisweb a Miguel Cuellar, Presidente de la Fundación Heliópolis, en el que éste responde a las preguntas previamente realizadas por los usuarios de su foro: ¿Para qué se ha creado la Fundación Heliópolis?, ¿Por qué la Fundación Heliópolis no le ha ofertado a Lopera por sus acciones?, ¿Cuál es el plan de actuación de la FH a corto plazo?, ¿Cómo marcha el proceso contra Lopera por delito societario?, ¿Teme que el Betis pueda entrar en concurso de acreedores?...

Click on the slide!

Preguntas frecuentes

Image taken from the movie "The Kingdom"

  ¿Que es Heliópolis? ¿Quiénes lo forman? ¿Cómo surge la idea de crear la Fundación? ¿Cual es su utilidad? ¿Qué aporta que no se haya hecho ya? ¿Puede unirse cualquier bético? ¿Cuales son sus objetivos? ¿Cual es el Betis del futuro por el que trabaja Heliópolis? ¿Porqué se considera vinculada al 15J? ¿Como pretende alcanzar la "democratización" del Betis? Te damos respuesta a esas y otras preguntas.

Click on the slide!

Conócenos... y únete

Image taken from the movie "Transformers"

Consulta la lista completa de impulsores del proyecto Heliópolis. Conoce quienes forman su Patronato, Patronato de Honor y Comisión Ejecutiva. Infórmate de cómo formar parte de la Asociación Heliópolis.

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Banner
Banner
Banner
Banner

Encuesta

¿Qué te parece la web de Heliópolis?
 

15J

“15J: YO VOY, BETIS”. POR TU DIGNIDAD Y TU FUTURO.

 

 

Génesis de un día histórico: “Yo voy, Betis”

 

Aún atónitos ante el descenso consumado el día anterior, más de 400 béticos acudieron a la Asamblea convocada por la Asociación de Béticos de Base Por Nuestro Betis (PNB) el día 2 de Junio. La afluencia de miembros destacados de Béticos Veteranos, la Liga de Juristas, Amigos del Centenario, Futuro Verdiblanco, Peñas y otros muchos colectivos convierte al acto convocado por PNB en una gran e histórica reunión del beticismo. Y, tras diversas intervenciones, se adopta un acuerdo unánime: proceder a la convocatoria de una manifestación que tendrá lugar el día 15 de Junio, una vez cumplidos los trámites y plazos legales para su convocatoria.

 

Al día siguiente, se produce una reunión de urgencia entre los diferentes colectivos que en su día había impulsado “Otro Betis es Posible” y el acto “Siempre Verdiblancos”: Béticos Veteranos, Amigos del Centenario, Por Nuestro Betis, Béticos por el Villamarín, Liga de Juristas, Futuro Verdiblanco, etc. Y es en esa misma reunión donde ya se concretan todos los aspectos organizativos, administrativos y de comunicación: convocatoria formal, recorrido, lema, manifiesto de convocatoria, comisión organizadora, política de comunicación, difusión, distribución de tareas, etc.

 

Solicitud formal de autorización de la manifestación del 15J

 

 

El lema “Yo voy, Betis” recorrerá Sevilla, Andalucía, España y el mundo internauta, convirtiéndose en una marea imparable. Más de dos centenares de personas se implicarán para conseguir que el beticismo no solo sea el convocante, sino también el protagonista absoluto del 15J. A la convocatoria de la manifestación en la Ciudad del Betis se le van sumando convocatorias en Madrid, Barcelona, Valencia, Benidorm, Lepe, Murcia, Cantabria, Marbella, Montilla, Valdepeñas… La pancarta anunciadora va recorriendo lugares emblemáticos de la ciudad: el Puente de Triana, la Maestranza, la Universidad, las murallas de la Macarena… Se organizan pegadas de carteles, repartos de octavillas, una unidad móvil, faldones en prensa escrita e internauta, vídeo de convocatoria que se emite en internet y medios locales,…

 

Pero con todo, será la voluntad individual de más de 60.000 béticos la que, sumada, escribirá una de las páginas más memorables de la historia del beticismo, que es tanto como decir la historia del Betis…

 

 

 

http://www.yovoybetis.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1&Itemid=60

 
El Lunes 15 de Junio, YO VOY, BETIS. Voy bajo La Giralda, a las 20:30 horas, a una cita a la que nos hemos convocado todo el beticismo para manifestarnos hacia nuestra Plaza Nueva. YO VOY, BETIS. Por tudignidad y por tu futuro, Para decir sencillamente que soy del Real Betis Balompié, que estoy a tu lado manque pierda y que quiero un Betis que sea el Betis.

YO VOY, BETIS, porque creo que la afición es el único patrimonio del Real Betis Balompié S.A.D., porque creo que nosotros, nosotras, somos el Betis. Sus 10.000 accionistas minoritarios, sus 40.000 abonados, el millón de personas a quienes nos late el corazón al compás de las trece barras, nosotros, nosotras somos el Betis.

YO VOY, BETIS, porque creo que el Real Betis Balompié necesita un cambio profundo en su gestión, para caminar hacia el Betis que merecemos, frenando el tremendo deterioro social, institucional, económico,  empresarial, de imagen y deportivo que está sufriendo, rescatando la dignidad que se merece una institución centenaria, y recuperando un Betis que pertenezca al beticismo, un Betis con dignidad, un Betis con futuro, un Betis de los béticos.

YO VOY, BETIS, porque quiero recuperar el Betis de mi infancia: para mí, para mis hijos, para los hijos de mis hijos. Recuperar el Betis mágico, diferente, extraordinario. El Betis ciudad y río, historia y presente, Hispalis y Bética, verde y blanco, del pueblo y de la realeza, de los sevillanos aquí nacidos y de los de adopción, el Betis andaluz y universal, el Betis de Primera, Segunda y Tercera División, de la Champions y los de los bocatas de tortilla, los Campeones de Copa y los de las rifas, el Betis del manquepierda, el Betis del mucho Betis. Recuperar, en fin, la alegría de ser bético.

YO VOY, BETIS, porque creo que somos mucho más que un sentimiento, que un escudo o una bandera. Y, por supuesto, mucho más que un negocio, mucho más que empresas vinculadas y mucho más que una persona. No voy contra nadie, ni voy por pertenecer a colectivo alguno, ni me considero opositor a nada: sencillamente voy por el Betis y por su futuro. Voy porque creo que es tiempo de dejar atrás una etapa y empezar una nueva, en la que el beticismo tenga la oportunidad de adquirir un pedazo de su Betis a un precio justo, tasado y no especulativo. Voy porque creo que el Real Betis Balompié necesita, para su propia supervivencia, volver a ser –también accionarialmente- Betis al 100% y 100% Betis.

YO VOY, BETIS, y llevo otros conmigo: llevo a mis amigos, a mi familia, a mis vecinos. Llevo a todos aquellos que creen que es el momento de decir que somos del Betis. Y, por supuesto, llevo a aquellos que desde el 4º Anillo lloran al ver en qué están convirtiendo a su Betis, el todavía Real Betis Balompié, y desde allí arriba sueñan con volver a ver el Betis que en vida soñaron.

Por tu dignidad y tu futuro, YO VOY, BETIS.

 

Por tu dignidad y tu futuro: “Aquí estamos, Betis”

 

El 15J supero todo lo imaginable, hasta el punto de que solo el tiempo nos dará la verdadera medida de su significado. 60.000 béticos salieron a la calle, convirtiendo el trayecto entre la Plaza de la Virgen de los Reyes y la Plaza Nueva, desde La Giralda hasta el Rey San Fernando, en una marea verdiblanca sin principio ni final, en la que la teórica cabecera de la manifestación tuvo que abrirse paso a duras penas hasta llegar a la estatua del patrón de la Ciudad del Betis. Una marea que era el Betis mismo reivindicándose como tal, reclamando su dignidad y su futuro, y exigiendo un Betis de los béticos.

 

Renunciamos, no obstante a hacer la crónica de aquel día, como quiera que son tantas las lecturas, las vivencias, los significados como béticos acudieron, y tantas crónicas como las que se escribieron, narraron o visualizaron en medios de comunicación. Como muestra de todos ellos, que dieron una amplísima cobertura a un hecho histórico, seleccionamos las crónicas de los tres principales diarios de información general editados en la ciudad: ABC de Sevilla, Diario de Sevilla y El Correo de Andalucía.

 

ABC DE SEVILLA

 

http://www.abcdesevilla.es/20090616/deportes-futbol-betis/multitudinaria-demostracion-aficion-betis-200906160105.html

 

 

Actualizado Martes , 16-06-09 a las 14 : 15

Tan vivo está el beticismo que no quiere morirse en manos de una gestión decadente que desprecia a su historia y que ha devuelto al equipo a Segunda división. Por ello, varias decenas de miles de béticos colapsaron ayer el centro de Sevilla para reclamar un cambio inmediato o, directamente, la marcha de Manuel Ruiz de Lopera, que ostenta el poder de la entidad desde que hace 17 años se apropiara de la mayoría de las acciones de la sociedad anónima, aunque las del sentimiento bético, según se comprobó ayer, las ha perdido.

Estaban convocados los béticos a las 20.30 en la Plaza Virgen de los Reyes, pero muchos se adelantaron a la cita para crear ambiente. En un hotel cercano calentaban motores los organizadores y los vips, los motores y el gancho para la manifestación. La repercusión fue amplísima. Según la Policía Nacional y la Local, entre 55.000 y 60.000 seguidores caminaron desde la Giralda hasta la Plaza Nueva. Con ello se desbordaron todas las previsiones y se superó el único precedente, que fue la manifestación de los seguidores sevillistas en agosto de 1995 que consiguió devolver a su equipo a Primera con «sólo» 20.000 personas en las calles. ¿No conseguirá la del Betis lo que se propone después de su demostración de ayer?

Era una marea humana que cantaba himnos béticos, gritos de ánimo y proclamas contra Lopera. Y no sólo lo hacía a viva voz, sino por escrito. Las pancartas hablaban por sí solas: «Nuestras voces valen más que tus acciones», «Real Betis, orgullo de nuestra ciudad y negocio para otros», «Por un Betis libre y con dignidad», «Políticos, devolved el Betis a los béticos y a Sevilla», «Lopera, no te quiere ni el Gran Poder», «De la UVI al tanatorio», «Lopera, vete ya. Las criaturitas ya no te quieren», «Lete, te quedaste hasta con nuestro aliento. ¡Vete ya por falta de sentimiento!». La cabecera era un cartel que rezaba «Infantería verdiblanca» y la portaban niños béticos. El ambiente era tan familiar como reivindicativo, tan festivo como exigente, pero sobre todo bético. Anónimo y no tanto, porque se pudieron ver caras conocidas como Alfonso Jaramillo, Manu Sánchez, José de la Tomasa, José Manuel Soto, Pepe Tirado, Pablo de los Santos, Emilio Carrillo, Kiko Veneno, Paco Arcas, Fran Fernández, Gregorio Serrano, Haze, Luis Miguel Martín Rubio o los ex futbolistas Rafael Gordillo, Luis del Sol, Poli Rincón, Julio Cardeñosa, José Mari, Roberto Ríos, Vidakovic, Alabanda, López, García Soriano, Bizcocho...

Cuando la multitudinaria marea verdiblanca llegó a la Plaza Nueva se encontró con un escenario y a él se subieron rostros conocidos. Cantaron todos juntos el himno oficial, José Manuel Soto leyó el manifiesto —que fue interrumpido en innumerables ocasiones con gritos de «¡Lopera, vete ya!», aplausos o cánticos a favor de Serra Ferrer (pudo verse a su hijo Jaume)—, se apeló al «espíritu del 15 de junio», Rafa Serna cantó el himno del Centenario y Gordillo y Pascual González protagonizaron el broche final de una fiesta verdiblanca sin precedentes.

Mientras, en la radio del club se emitía un programa «dedicado» a José Manuel Soto y se cifraba en 1.500 los asistentes. Luego, la web oficial hizo público un comunicado en el que se defiende «la necesidad de recibir ofertas económicas solventes y que no sean irrisorias» para vender las acciones y «lamenta» que la manifestación se convirtiera en una convocatoria «para insultar a Lopera, su consejo y el director de la radio oficial(SIC)»

 

DIARIO DE SEVILLA

 

http://www.diariodesevilla.es/article/deportes/449373/almas/piden/lopera/betis/libre.html

 

La afición verdiblanca inunda el centro de Sevilla en una espectacular manifestación pacífica pidiendo la marcha del máximo accionista.

Jesús Ollero, sevilla | Actualizado 16.06.2009 - 09:47

 

El beticismo dictó sentencia con una histórica manifestación que congregó en el centro de Sevilla a más de 60.000 personas, según fuentes municipales citadas por la organización, que inundaron la zona histórica hasta desembocar en la Plaza Nueva, lugar de celebración de los logros del equipo. Contra Lopera y por el Betis, el beticismo gritó libertad con absoluta nitidez.

Desde media tarde se empezaba a notar un notable movimiento de camisetas verdiblancas y a partir de las 20:00 horas la Plaza de la Virgen de los Reyes, punto de inicio de la concentración, se llenaba de béticos hartos de estar hartos y deseosos de recuperar lo que nunca quisieron perder.

La concentración desbordó las previsiones más optimistas y la organización se vio por momentos desbordada y con serias dificultades para mantener la marcha de la pancarta de cabecera, que se convirtió en pancarta de cola por la impresionante marea verdiblanca que, permítase el símil loperiano, acolapsó la Avenida.

Las cifras se iban multiplicando para una manifestación a la que no se veía el final. Plaza Nueva llena, Avenida llena y allá a lo lejos se atisba, pasando Correos, que no caben más béticos en el centro, béticos clamando contra Lopera y por la libertad del Betis. El alzamiento civil más absoluto desde el 11-M y desde el vil asesinato del concejal Jiménez Becerril y su esposa, únicos episodios comparables en congregación de ciudadanos por las calles de Sevilla que se recuerdan.

Los gritos, mitad contra Lopera, mitad vitoreando al Betis y alguno aislado contra la plantilla, reverberaban como una caja de resonancia. Gritaban todos, los niños, los mayores, hombres, mujeres, parados, celebridades, ex futbolistas, béticos insignes, béticos de base. Cabía todo el mundo y todo el mundo bético se congregó como una única voz, una voz de 60.000 gargantas reunidas de forma pacífica para defender lo que entienden como suyo.

Kiko Veneno, trovador bético donde los haya, grababa ensimismado con su móvil la cabecera de la manifestación. Es sólo un ejemplo de cómo los béticos quisieron participar de un día para recordar, y para guardar en las retinas y los archivos digitales. Una tarde que será largamente recordada y que haría derretirse al más frío de los fríos. Puede que incluso a Lopera. Ahora no podrá decir que los béticos no se lo piden.

Entre los manifestantes se encontraban aficionados y ex deportistas béticos como Hipólito Rincón -único pichichi del Betis en su historia y que se colocó donde más se le veía a pesar de anunciar que no acudiría-, Rafael Gordillo, Julio Cardeñosa, Joaquín Parra, Antolín Ortega, etc., el cantante José Manuel Soto, Antonio Ojeda, ex presidente del Parlamento Andaluz, entre otros ex futbolistas, artistas o políticos. Incluso algunas camisetas del Sevilla se vieron en esta manifestación, ya que familias con béticos y sevillistas se han unido a esta iniciativa.

Unas 110 peñas han confirmado su participación oficialmente en esta manifestación del 15J con el lema "Yo VOY, BETIS", y casi un centenar más lo han hecho de forma oficiosa, y para el desplazamiento de diversas localidades de Sevilla y otras provincias se han utilizado un centenar de autobuses. La manifestación comenzó en la Plaza del Triunfo -aledaña a la Catedral- con una pancarta con el letrero "YO VOY BETIS, por tu dignidad y tu futuro", y le acompañaban otras como "Lopera, vete ya", "resurgiremos de las cenizas", "no nos hagas sufrir más", etc. La manifestación terminó en la Plaza Nueva, tradicional punto de encuentro de los béticos para celebrar sus triunfos y que en esta ocasión acogió la lectura del manifiesto del colectivo.

 

Artículos relacionados

EL CORREO

 

 

http://www.elcorreoweb.es/deportes/059255/beticismo/reclama/cambio

 

Pepe Elías.

Habrá un antes y un después del 15-J vivido ayer en las calles de Sevilla, tomadas por más de ¡60.000! béticos para decirle basta a Lopera y reclamar un Betis libre. La manifestación desbordó todas las previsiones y el beticismo dejó muy claro que ha llegado el momento del cambio.

Habrá un antes y un después del 15-J vivido ayer en las calles de Sevilla, tomadas por más de ¡60.000! béticos para decirle basta a Lopera y reclamar un Betis libre. La manifestación desbordó todas las previsiones y el beticismo dejó muy claro que ha llegado el momento del cambio. Más de 60.000 béticos -según la organización, 40.000 para el CECOP- se echaron a la calle en Sevilla para mostrar su hartazgo a Lopera y reclamar un cambio en la gestión al frente del club. El día antes ya se habían manifestado una avanzadilla en Benidorm y ayer también lo hicieron varios miles en puntos tan diversos del orbe como Madrid, Barcelona, Valencia, Murcia, Montilla, Lepe, Valdepeñas, Londres, Pristina, Bruselas, San José (EEUU) o Nueva York.

Pero lo de Sevilla superó todas las previsiones, pues ni los más optimistas de los convocantes esperaban una asistencia así. "A ver si al menos vienen entre diez y quince mil", comentaba Pepe Tirado, presidente de PNB, al filo de las siete de la tarde frente a la Puerta de Correos, donde los Béticos Veteranos pronto agotaban sus miles de banderas y pegatinas entre los más madrugadoradores.

Pero la marea verde fue subiendo conforme se acercaban las 20.30 horas hasta desbordarse por completo e inundar el casco histórico de Sevilla con los colores verdiblancos de la paz y la esperanza. Desde el balcón del grupo popular en el Ayuntamiento (chapeau por tu gestión Beltrán Pérez) la panorámica era acongojante a eso de las nueve y media de la noche: habían desfilado ya más de 20.000 béticos por delante -imposible agrupar a tantos en la Plaza Virgen de los Reyes- cuando pasó la cabecera de la manifestación, con los Béticos Veteranos, los hermanos Vázquez, José Rodríguez de la Borbolla, Alfonso Jaramillo, Rafa Gordillo y los campeones del 77 (Cardeñosa, Bizcocho, Alabanda, García Soriano, López...) al frente y una interminable ristra de béticos detrás que daba la vuelta a la Catedral y 'acolapsaba' por completo la Avenida de la Constitución, ya 'acolapsada' un buen rato antes con decenas de miles de béticos que cogían posiciones en la Plaza Nueva.

Familias enteras de béticos, abuelos, padres, hijos y nietos, ex futbolistas y ex técnicos, políticos de toda índole, ex directivos, empresarios de renombre como Pepe Moya y Ramón Bordas a quienes ahora tocará coger las riendas de la transición junto a otro puñado de béticos preparados y capaces. Béticos de toda raza, edad y condición social, béticos del universo, de Tocina, Gelves, Mairena, Coria, Estepa o Marilaneda, béticos que se hartaron de clamar por un Betis libre y derramaron lágrimas que no eran ni de alegría ni de pena, sino de emoción y rabia por la situación que el club, su Betis, er Beti de toda la vida, está viviendo bajo el yugo de Lopera.

hartos de estar hartos. Y es que los béticos del universo se han hartado de promesas incumplidas, menosprecios y engaños y ayer decidieron alzar su voz para que de una vez por todas sea tenida en cuenta. De ahí que ayer 'acolapsaran' la Avenida de la Constitución de forma pacífica y civilizada para encaminarse con cánticos y proclamas contra Lopera hacia la Plaza Nueva, la misma en la que hace poco más de cuatro años celebraron con alegría y alborozo la clasificación para la Champions o la consecución de su segunda Copa.

Pero esta vez no era la alegría la que les motivó a echarse a la calle, sino el hartazgo. Las lágrimas del pasado 31 de mayo por el ominoso descenso a Segunda división se transformaron en gritos de protesta y reclamo para devolver al Betis su identidad y la dignidad perdida en 17 años de loperismo, que si bien es cierto que tuvo momentos de esplendor deportivo, ya lejanos, nunca supo salvaguardar la particular idiosincrasia de este emblemático club, cuyo prestigio ha ido deteriorándose de manera progresiva con el paso de los años. Y los béticos, miles y miles de béticos, una barbaridad de béticos - ahí están los videos para quien quiera contarlos, uno a uno-, hartos de mentiras y promesas incumplidas, han dicho basta. Y ayer se echaron en masa a la calle para que se les oiga y tratar de hacer recapacitar a quien maneja los dineros pero nunca podrá ser dueño del sentimiento bético, que es mucho más que un escudo, una bandera o un puñado de acciones.

 

 

Espíritu 15J: Unidad, exigencia y compromiso

 

El manifiesto leído por José Manuel Soto en la Plaza Nueva resume las claves del espíritu del 15J y marca los objetivos  bajo los que nacerá un mes más tarde la Fundación Heliópolis.

 

El manifiesto es una reivindicación de todo el beticismo, de su dignidad y su futuro, de orgullo por nuestras señas de identidad y reconocimiento en nuestros 102 años de historia y en quienes nos precedieron. Una reivindicación del beticismo del ayer, del hoy y del mañana. De los béticos universales y de sus mitos. De la identidad del beticismo como el Betis mismo. Del dolor del beticismo por el deterioro social, institucional, económico y deportivo de su Betis. Un manifiesto que exige recuperar un Betis con dignidad, un Betis con futuro, un Betis de los béticos.

 

El manifiesto, asimismo, proclama la propiedad social del Betis, como creación de los béticos, y afirma su  derecho a decidir sobre su futuro, desde el hartazgo colectivo, el rechazo hacia el secuestro del Betis de siempre, que solo sigue vivo dentro de nosotros, y la exigencia al responsable de dicho secuestro para que se vaya de una vez y deje al Betis en paz.

 

El manifiesto proclama igualmente que el 15J supone el inicio de un tiempo nuevo, la etapa del Betis de los béticos, la recuperación del Betis de nuestra infancia, el Betis honesto, mágico, diferente, extraordinario, un Betis de los béticos, que sea 100% Betis y Betis al 100%. Un Betis del futuro que resume en algunas líneas: “Con un Consejo de Administración que represente realmente al beticismo, que gestione con transparencia, profesionalidad y lealtad al Betis. Queremos un Betis que tenga un auténtico equipo de dirección, un Betis del siglo XXI, que cuide la cantera y tenga una dirección deportiva que merezca tal nombre. Un Betis con una política de comunicación digna al servicio del Betis y de los béticos, un Betis que cuide a sus aficionados y peñas, que sepa honrar su pasado y a sus mitos, que sepa sembrar beticismo entre los niños para construir su futuro. Un Betis que aproveche su potencial de ingresos y vea finalizado su Estadio al final de La Palmera.”

 

Finalmente, el manifiesto concluye apelando al "espíritu del 15 de Junio" e invocando 3 palabras que lo resumen y sobre las que construir el futuro: Unidad, exigencia y compromiso. Unidad de todo el beticismo en torno a la idea del Betis de los béticos, por su dignidad y su futuro. Exigencia al responsable de la actual situación del Betis que lo libere de una vez, “desde la certeza de que la justicia, la razón y nuestra historia amparan esa exigencia“. Y  compromiso, que se reclamaba a quienes tienen capacidad de impulsar el cambio: beticismo de base, colectivos y asociaciones, béticos con capacidad económica, instituciones, etc. Tres palabras para hacer realidad la proclama final: “Hoy proclamamos que algún día, más pronto que tarde, el Betis será lo que quieran los béticos!”.

 

 

 

¡Aquí estamos todos, Betis! ¡Por tu dignidad y tu futuro!

 

Aquí estamos, con la alegría y la esperanza de poder decir que nunca hasta hoy se han unido tantos béticos para lanzar un mensaje de dignidad y futuro para su Betis. Hombres y mujeres, niños y niñas, a todos ellos, a todas ellas me referiré cuando diga “béticos”. Aquí estamos todos, con la alegría y la esperanza que decenas de miles de almas béticas han depositado en decir desde todos los lugares donde se respira en verdiblanco: “¡Yo voy, Betis!”… ¡por tu dignidad y tu futuro, aquí estamos todos, Betis!.

 

Gracias por estar aquí, gracias por decir “Yo voy”. Y gracias por el honor de regalarme la palabra, pues mi voz vale menos que cualquiera de los veteranos que han portado la pancarta o que los niños y niñas que le acompañaban. Ellos son nuestra dignidad, ellos, ellas, que tanto han llorado en estos días, son nuestro futuro.

 

Yo sólo soy quien habla humildemente por vosotros, por vosotras, para decir “Aquí estamos todos”. Estamos aquí para reivindicar lo nuestro, para expresar orgullo por nuestras señas de identidad, para reconocernos en nuestros 102 años de historia… ¡102 años, que nadie lo olvide, no 17! ¡Más de un siglo!

 

102 años construidos por la pasión de tantos y tantos que nos precedieron, de nuestras madres, de nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros mitos… 102 años construidos con la suma de corazones de aquellos que hoy ven a su Betis desde el 4º Anillo de La Palmera… No pediré un minuto de silencio por ellos, porque sé que los habéis traído con vosotros, que los lleváis dentro… ¡Hoy aquí no estamos decenas de miles de béticos, sino cientos de miles! ¡Aquí estamos todos, Betis: el beticismo del ayer, del hoy y del mañana!

 

También están los que no han podido venir, y los que a la misma hora se concentran en otras ciudades… en Cataluña, en Madrid, en Andalucía… y en medio mundo. A esos béticos universales enviamos nuestro agradecimiento, nuestra admiración y un abrazo fraternal. Aquí estamos todos, con carnet y sin carnet, con acciones y sin acciones, pero todos con las entrañas más béticas que el escudo…

 

¡Aquí estamos todos, Betis! También están aquí muchas leyendas del beticismo, simbolizados todos ellos en nuestro Rafael Gordillo… en ellos nos reconocemos, en ellos hemos construido nuestro corazón y nuestra alma como comunidad bética… Muchas gracias por estar aquí.

 

¡Aquí estamos todos, Betis! Estamos aquí porque somos el Betis, porque nos duele el Betis, porque nos duele su deterioro social, institucional, económico y deportivo, porque rechazamos la forma en que se está gestionando, porque queremos recuperar un Betis con dignidad, un Betis con futuro, un Betis de los béticos.

 

Estamos aquí para decir con voz alta y clara que el millón de personas que respiramos en verdiblanco somos el único patrimonio del todavía Real Betis Balompié, y tal vez lo único que queda del Betis de siempre: su alma, su esencia. Pero con eso nos sobra para decir que el Betis sigue vivo. ¡Nosotros somos el Betis! Y no somos de nadie: ¡somos del Betis! ¡Y aquí estamos todos, Betis!

 

Estamos porque creemos que somos mucho más que un sentimiento, que un escudo o una bandera. Como dijo Romero Murube, “por romanticismo, tesón y sevillanía”.

 

Y, por supuesto, estamos para decir a todos que somos mucho más que un negocio, mucho más que una trama de empresas y mucho más que una persona. Se podrá comprar el control de la sociedad llamada Real Betis Balompié, pero que nadie olvide una cosa: ¡El Betis no tiene dueño! El Betis, que nadie lo olvide, es una creación de los béticos y de nadie más que los béticos, y los béticos tenemos todo el derecho del mundo a decidir sobre su futuro.

 

¡Aquí estamos todos, Betis! Hemos venido para proclamar que la propiedad del Betis tiene que cumplir un fin social: la felicidad del beticismo. Porque los accionistas pasarán. Pero el Betis seguirá a través de nosotros, y de nuestros hijos, y de los hijos de nuestros hijos. Algún día ellos contarán que ellos mismos, o su padre, su madre, o sus abuelos estuvieron aquel 15 de Junio en la Plaza Nueva, el día en que empezó a renacer el Betis centenario. Y enseñarán a sus hijos, a sus hijas, esa frase que hemos dicho decenas de miles y que no es más que otra forma de decir manquepierda: ¡Yo voy, Betis!.

 

¡Aquí estamos todos, Betis! Estamos para decir que estamos hartos. Hartos de que el Betis no sea respetado, hartos de mediocridad deportiva, hartos de un modelo de gestión caduco, hartos de que el Betis no sea una empresa a la altura de sus 40.000 abonados y su millón de simpatizantes. Estamos hartos de que se malgaste nuestro dinero, hartos de supuestos salvadores, hartos de un Consejo de Administración que no administra y que debería dimitir en pleno, hartos de empresas ajenas al Betis: solo queremos escuchar una palabra cuando se hable de lo nuestro: ¡BETIS!... ¡Solo BETIS!... ¡¡VIVA EL BETIS!!...

 

Hace 4 años en esta misma plaza pudimos ver una Copa del Rey. Aquel mismo día un bético que también nos ha hecho felices dijo que el Betis sería lo que quisiera su Presidente. Hoy ya vemos lo que éste ha querido: Continuar con un modelo personalista que nos ha llevado a Segunda División y al desastre económico, social  e institucional.

 

¡Aquí estamos todos, Betis! En estos 4 años hemos sufrido tal vez como nunca en nuestra historia, y eso que hemos estado en Tercera. Pero al menos entonces no tuvimos que vivir la vergüenza, la pérdida de dignidad, el expolio de todo lo que era el Betis. Al revés: aquellos años en Tercera construimos nuestras señas de identidad, nuestra dignidad, nuestro manquepierda. ¡Hoy nos están quitando el Betis que nos enseñaron nuestros mayores, ese que solo sigue vivo dentro de nosotros!

 

Hace 4 años nuestra Copa fue encerrada en una casa particular; y en nuestra casa, en nuestro palco, sobre nuestra bandera, tuvimos que ver un busto de bronce. Hoy estamos aquí para decir que ya es hora que salga de nuestra casa. ¡Váyase de una vez y deje al Betis en paz!

 

¡Hoy empieza un tiempo nuevo, Betis!

 

Hoy estamos aquí para decir que el futuro empieza hoy, que hoy renace el Betis de siempre, que hoy finaliza una etapa y empieza una nueva: la del Betis de los béticos.

 

¡Aquí estamos todos, Betis! Para exigir que el beticismo tenga la oportunidad de adquirir un pedazo de su Betis a un precio justo y tasado: nadie tiene derecho a hacer negocio con nuestro sentimiento.

 

Ya sabemos que esto es una Sociedad Anónima. Pero la propiedad en una sociedad anónima está sometida a reglas: Toda sociedad anónima tiene que actuar al servicio de todos los accionistas, incluidos los minoritarios, y al servicio de la propia sociedad. En el Betis, los ingresos que generábamos los béticos han sido manejados por empresas extrañas durante 16 años. ¡Eso no es el Betis! Nadie tiene derecho a gestionar el Betis en contra de los intereses del propio Betis.

 

¡Aquí estamos todos, Betis! Estamos para decir que queremos recuperar el Betis de nuestra infancia, el Betis honesto, mágico, diferente, extraordinario.

 

El Betis como símbolo de  lo más sevillano que hay en Sevilla y, al mismo tiempo, de lo más universal que hay en la Ciudad del Betis.

 

El Betis ciudad y río, historia y presente, Híspalis y Bética, verde y blanco, del pueblo y de la realeza, de los sevillanos aquí nacidos y de los de adopción, el Betis andaluz y universal, el Betis de Primera, Segunda y Tercera División, de la Champions y de Utrera, de los Campeones de Copa y de las rifas, el Betis del manquepierda, el Betis del mucho Betis. El Betis como sueño y como amigo.

 

¡Queremos recuperar la alegría de ser béticos!

 

¡Y para recuperar esa alegría queremos un Betis de los béticos, que sea 100% Betis y Betis al 100%! Con un Consejo de Administración que represente realmente al beticismo, que gestione con transparencia, profesionalidad y lealtad al Betis. Queremos un Betis que tenga un auténtico equipo de dirección, un Betis del siglo XXI, que cuide la cantera y tenga una dirección deportiva que merezca tal nombre. Un Betis con una política de comunicación digna al servicio del Betis y de los béticos, un Betis que cuide a sus aficionados y peñas, que sepa honrar su pasado y a sus mitos, que sepa sembrar beticismo entre los niños para construir su futuro. Un Betis que aproveche su potencial de ingresos y vea finalizado su Estadio al final de La Palmera.

 

¡Un Betis que vuelva a ser querido en todo el mundo y que recupere el respeto y la dignidad que se merece!. ¡Un Betis honorable y orgulloso! ¡Un Betis de Primera, en todos los sentidos!

 

El beticismo es muy grande, y hay béticos preparados para gestionar ese Betis, un Betis que se parezca a su afición. Solo queremos el Betis que se merece el beticismo, y para exigirlo aquí estamos todos, Betis.

 

Aquí estamos, frente al Rey Don San Fernando, bético como sabemos. En la plaza que lleva tatuado nuestro escudo. La que ha sido testigo de nuestra historia, de nuestras cimas y simas, la que nos vio ganar la Liga en 1935 y vio caer una bomba sobre nuestra Secretaría solo un año después. La plaza donde hemos celebrado ascensos a Segunda y a Primera. La plaza que inundamos aquel día de Junio de 1977. ¡La plaza que hoy hemos inundado al grito de “Yo voy, Betis”!. ¡Hoy, 15 de Junio del año 102 de nuestra era verdiblanca!

 

¡Aquí estamos todos, Betis!

 

¡Recordad este día! ¡Recordad que estuvisteis aquí!

 

¡Recordad por siempre el “espíritu del 15 de Junio”!

 

Recordadlo, porque hoy ponemos la primera piedra del futuro del Real Betis Balompié. Lo que hagamos a partir de ahora depende de todos nosotros… pero hay tres palabras sobre las que debemos construir el tiempo nuevo:

 

Unidad, exigencia y compromiso.

 

Hoy, 15 de Junio, pedimos unidad a todo el beticismo. Unidad en torno a la idea del Betis que los béticos merecemos, de un Betis de los béticos, de un Betis 100% Betis. Unidad en torno al Betis que soñaron nuestros abuelos y que hoy soñamos nosotros para nuestros nietos. Unidad por el Betis, por su dignidad y su futuro.

 

Hoy, 15 de Junio, exigimos al responsable de la actual situación del Betis que lo libere de una vez, que le permita tener futuro, que nos permita recuperar nuestro Betis. Exigimos que el precio que pida por dejar libre al Betis sea justo, y que no especule con un patrimonio que no es suyo sino nuestro. Lo exigimos desde la certeza de que la justicia, la razón y nuestra historia amparan esa exigencia.

 

Hoy, 15 de Junio, reclamamos compromiso a quienes tienen capacidad de hacer todo esto posible: a los aquí presentes, que ya hemos demostrado ese compromiso, a los que han apoyado esta manifestación de sentimiento, a los que llevan años trabajando por el cambio, a los béticos más cualificados y a aquellos con solvencia económica, que deben dar el paso para construir la alternativa del beticismo. Reclamamos compromiso a las instituciones que deben velar por el Estado de Derecho. Reclamamos compromiso, en fin, al conjunto de la sociedad pública y civil de esta ciudad y de esta tierra, cuya historia en los últimos 100 años no podría explicarse sin la existencia de algo mágico llamado Real Betis Balompié.

 

¡Unidad, exigencia y compromiso! Con ellas construiremos a partir de hoy el tiempo nuevo.

 

¡Aquí estamos todos, Betis! ¡Hoy 15 de Junio empieza tu futuro!

 

¡Hoy es un día de esperanza, y tu verde es el color de la esperanza!

 

¡Mil veces hemos caído, mil veces nos hemos levantado! ¡Hoy nos volveremos a levantar! ¡Podemos, claro que podemos!

 

¡Hoy proclamamos que algún día, más pronto que tarde, el Betis será lo que quieran los béticos!

 

¡¡VIVA EL REAL BETIS BALOMPIÉ!!

 

¡¡VIVA EL BETIS MANQUE PIERDA!!