Click on the slide!

Presentación

Image taken from the movie "Shoot 'em up"

Bienvenido, bienvenida, a la página web de la Fundación Heliópolis. Un proyecto que nace con el objetivo de impulsar la democratización del Real Betis Balompié y su regeneración social. Un proyecto que en su propia denominación, "Heliópolis", evoca un origen y un destino: el hogar al que pertenecemos, el hogar al que queremos volver, el Betis de siempre que los béticos queremos recuperar. Un proyecto que puedes conocer en esta página web, que iremos enriqueciendo con tus aportaciones y sugerencias. Te damos la bienvenida, en fin, a un espacio común que queremos construir entre todos y todas, que queremos construir contigo. Gracias por tu visita.

Click on the slide!

Entrevista BW al Presidente de la Fundación (vídeo)

Image taken from the "Invaders"

Vídeo íntegro de la entrevista realizada por Betisweb a Miguel Cuellar, Presidente de la Fundación Heliópolis, en el que éste responde a las preguntas previamente realizadas por los usuarios de su foro: ¿Para qué se ha creado la Fundación Heliópolis?, ¿Por qué la Fundación Heliópolis no le ha ofertado a Lopera por sus acciones?, ¿Cuál es el plan de actuación de la FH a corto plazo?, ¿Cómo marcha el proceso contra Lopera por delito societario?, ¿Teme que el Betis pueda entrar en concurso de acreedores?...

Click on the slide!

Preguntas frecuentes

Image taken from the movie "The Kingdom"

  ¿Que es Heliópolis? ¿Quiénes lo forman? ¿Cómo surge la idea de crear la Fundación? ¿Cual es su utilidad? ¿Qué aporta que no se haya hecho ya? ¿Puede unirse cualquier bético? ¿Cuales son sus objetivos? ¿Cual es el Betis del futuro por el que trabaja Heliópolis? ¿Porqué se considera vinculada al 15J? ¿Como pretende alcanzar la "democratización" del Betis? Te damos respuesta a esas y otras preguntas.

Click on the slide!

Conócenos... y únete

Image taken from the movie "Transformers"

Consulta la lista completa de impulsores del proyecto Heliópolis. Conoce quienes forman su Patronato, Patronato de Honor y Comisión Ejecutiva. Infórmate de cómo formar parte de la Asociación Heliópolis.

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Banner
Banner
Banner
Banner

Encuesta

¿Qué te parece la web de Heliópolis?
 

SVB (2007)

Clausura Siempre Verdiblancos Clausura Siempre Verdiblancos Galería de www.betisweb.com

SIEMPRE VERDIBLANCOS: HOMENAJE A LOS MITOS DEL REAL BETIS BALOMPIÉ (27 de Junio de 2007)

 

La reivindicación del auténtico Betis

Como se preveía, la comisión del Centenario del Betis constituida en Julio de 2006 no pudo funcionar mucho tiempo con independencia y finalmente se fue al garete el proyecto en el que con tanta ilusión estaban trabajando decenas de béticos para celebrar los cien años de vida del club. Colaboradores, voluntarios y comisionados llegaron a creer que sería posible organizar un Centenario digno, pero tras 9 meses de empeño constataron que cualquier iniciativa que se trabaje desde el seno del Real Betis estaría siempre sometida a la aprobación, intervención o humillación a cargo del máximo mandatario de la S.A.D.

En ese contexto, surgió la conformación de un acto impulsado por los mismos colectivos que pusieron en marcha la Asamblea del Beticismo del 18J: Amigos del Centenario, Béticos Veteranos, Futuro Verdiblanco, Béticos por el Villamarín, Por Nuestro Betis, etc. Y, bajo el nombre «Siempre verdiblancos», se organizó en Villa Luisa el acto más memorable de reconocimiento a la Historia del Real Betis Balompié que tuvo lugar durante las efemérides: Como homenaje a los integrantes de la plantilla campeona de la Copa del Rey de 1977, con José Núñez Naranjo a la cabeza, seguido por Iriondo, Rogelio, Cardeñosa, López o Alabanda, por citar algunos. Como homenaje también a leyendas como Luis del Sol, Rafael Gordillo, Portu, Isidro y otros tantos. Y como homenaje a los subcampeones de Copa de 1997, con Lorenzo Serra a la cabeza.

SIEMPRE VERDIBLANCOS. Homenaje a grandes mitos del Real Betis Balompié.

Villa Luisa, Miércoles 27 de Junio de 2007, 21:30 horas

Ciudad del Betis, 11 de Junio de 2007

En estos durísimos momentos para el beticismo en los que hay que buscar, en nuestra historia y en nuestra leyenda, la fuerza y la unión para sostener a nuestro Betis, un amplío colectivo de béticos de corazón -integrado por particulares y asociaciones béticas- anuncia un acto de homenaje a nuestros grandes mitos que tendrá lugar el próximo 27 de Junio. Una conjunción de estandartes a los que habrá que invocar diez días antes, junto a otros que están en nuestra memoria, para escribir en Santander otro capítulo clave de nuestra centenaria vida.

Bajo el título “Siempre Verdiblancos”, el acto servirá para rendir un merecido tributo a entrenadores y jugadores que han protagonizado dos de los momentos más emotivos de nuestra historia: La consecución de los títulos de Copa de S.M. El Rey en 1977 y 2005. También se recordará a aquellos que no abandonaron a nuestro Betis en la larga travesía por el desierto de la Tercera División al grito del ¡Viva el Betis Manquepierda!, y a quienes finalmente consiguieron el regreso a la División de Honor en 1958. Todo ello sin olvidar a los subcampeones de Copa de 1997.

En próximas fechas se darán a conocer más detalles acerca del evento, al que podrá asistirse por invitación hasta cubrir el aforo del recinto (unas 700 personas). Hasta la fecha han confirmado su asistencia, en calidad de homenajeados, José Besteiro “Portu”, Luís Del Sol, Isidro Sánchez, José Valderas, la mítica plantilla del 77 -desde su eterno capitán Rogelio Sosa, hasta un entonces jovencísimo Rafael Gordillo, sin olvidar a su presidente, José Núñez Naranjo-, Juan Merino, Vlada Stosic, Juanjo Cañas y Joaquín Sánchez, y el entrenador de las Finales de 1997 y 2005, Lorenzo Serra Ferrer. Esta relación de confirmaciones se irá ampliando.

Sin lugar a dudas, la noche del 27 vendrá a llenar un indispensable espacio en la conmemoración de la extraordinaria y centenaria Historia del Real Betis Balompié. Al mismo tiempo este acto lleno de simbolismo hará posible la deseada reunión de estandartes de muchas generaciones verdiblancas, a los que la memoria bética hará al menos parte de la justicia que se merecen. Todo ello bajo el aplauso emocionado de quienes, desde el cielo y la tierra, contemplarán la conjunción de mitos representativos de algo que es una herencia emocional y un patrimonio universal, que atiende al nombre de Real Betis Balompie… “El Betis”...

Nuestro Betis, transmitido de padres a hijos, de abuelos a nietos, que el próximo día 17 en Santander no caminará solo –nunca lo hizo- sino acompañado por su escudo, su historia y los suyos en una nueva “marcha verde”, para seguir en la División que solo puede ser llamada “de Honor” cuando en ella figura el Real Betis Balompié.

http://www.alfinaldelapalmera.com/noticias/real-betis/un-betis-que-vuelva-a-serlo.html

"Hasta que el pueblo las canta, las coplas, coplas no son", dijo Manuel Machado. Y hasta que los correos electrónicos los repiten e Internet los repica, los textos ingeniosos y rotundos no son tales. Lo digo porque me ha llegado ya por varios sitios un texto que se titula "Por qué soy del Betis", anónimo en unas copias, firmado por un tal Julio en otras. Nadie ha sabido decirme autor y fecha de esta especie de Cadena de San Antonio del Beticismo, quizá leyenda urbana de sí misma, como ahora se dice. (Qué perra con las dichosas leyendas urbanas. ¿Es que no hay leyendas de campo o leyendas de pueblo, hijos míos? ¡Pues anda que no hay hermosas leyendas poéticas en los pueblos ni ná!).

¿Quién es este Julio que firma un texto bético ciertamente de antología, de sacar el pañuelo para pedir la oreja? ¿Es su autor o sólo un transmisor? Por el estilo, por su hondo beticismo lírico, el texto me suena a un querido verderón que se nos fue: a Manuel Ramírez Fernández de Córdoba. Ustedes, que leían a Ramírez, me darán la razón cuando ahora lo vean. Ese texto o bien lo escribió Manolo Ramírez o bien uno que se hartó de leer a Manolo Ramírez. Juzguen ustedes mismos, pues aquí lo recorto y pego, que esta Cadena de San Antonio del Beticismo me va a dar ganado medio jornal de hoy. Dice así:

"Mi hermano Diego tiene 9 años. Está en la edad de elegir equipo, algo que decidirá sus amistades, muchas alegrías, mucho sufrimiento y de verdad lo creo, su personalidad. Hace dos semanas me preguntó por qué era del Betis, entonces me quedé con las ganas de explicárselo todo, ahora lo hago con esta carta. Diego, soy del Betis por lo que cabe en él: la risa, la paciencia eterna, los goles en contra al final del partido y la increíble respuesta a tiempo. En el Betis cabe lo distinto: un alemán negro, un brasileño rubio, un guineano de Valladolid, un portero sin dedos, un suizo beligerante. Caben bicicletas que no llevan a ningún sitio, pero emocionan y valen más que cualquier fortuna, caben delanteros inofensivos, la maldición del extremo izquierdo, el gorro de Finidi, el fallo de Cardeñosa, el penalti de Joaquín, los goles de falta de un portero, el manquepierda, las rimas de Melado, el Currobetis, los 21 penaltis contra el Bilbao, las lágrimas de Esnaola, el regate de la tostá, un escudo masónico, las marchas verdes. En el Betis cabe el sentirse raro al ganar, la pasión por sufrir, el absurdo, el no saber explicar por qué y sin embargo nunca dudar de que hay algo especial que lo rodea todo. El Betis nació para evitar una injusticia a un minero: era suficientemente bueno jugando al fútbol pero no suficientemente rico. Desde entonces, al Betis le roban lo que regala, se ríe de los puristas, de los resultadistas de lo que es útil pero feo, es un 2-4 en la inauguración del Pizjuán. Es sorpresa, no es fútbol es balompié, el Betis es sacar el balón jugado cuando no se puede, la poesía frente al informe, la resaca, no la aspirina, Rogelio comiéndose un huevo duro que le tiraron en un derbi, la broma antes que el esfuerzo, es no saber perder tiempo, es desafiar al destino poniendo trece barras en su escudo o tener una peña en Chechenia. El Betis es la vena del cuello de Kiko Veneno cuando canta "El mundo es una tontería", el Rey don San Fernando conquistando Sevilla, Curro Romero abucheado, un cubata de Silvio, los canteranos que quedan por salir, los extranjeros que se quedarán a vivir aquí, una pegatina en una portada de la feria o un tetra brick lleno de cenizas y promesas. En el Betis cada jugada es el principio de una revolución preciosa que tarda pero llegará, los regates son desafíos al orden, la gente, quijotes orgullosos de haberse equivocado al elegir y de participar en una mentira que vale la pena."

Y cuanto se proclama en esa carta es lo que mañana noche, en Villa Luisa, unos béticos de corazón se dirán a sí mismos y proclamarán al mundo. Los béticos queremos recuperar arte, magia, esperanza, gracia, lírica de las trece barras. Yo no sé si los andaluces queremos o no volver a ser lo que fuimos. Los béticos, desde luego que sí. Le quitas al Glorioso Betis y al Betis Doloroso en sus misterios gozosos todo ese arte, como se lo quitaron por el procedimiento del tirón cuando ya tenía 85 años, y se queda en lo que hoy, ay, es: la antipática libreta de apuntes de un ditero esaborío con una jartá de guasa.
 

Del discurso de Rodríguez de la Borbolla al “Viva el Betis Libre”

Más allá de los momentos vividos en una noche mágica, de los vídeos memorables, de las intervenciones para el recuerdo de Gordillo, Del Sol y tantos y tantos otros, habrá dos momentos de especial importancia en términos de contribución al camino hacia el Betis de los béticos:

Por un lado, el discurso a cargo de José Rodríguez de la Borbolla, en el que recogió el sentir de los presentes bajo una premisa: “Nosotros somos el Betis”, haciendo un llamamiento a la unidad, a la organización y a la continuidad en el trabajo por el objetivo de otro Betis posible: el Betis de siempre, el Betis de los béticos. Por otro lado, la proclama de cierre de Lorenzo Serra, que se convertiría en titular del acto y en símbolo del camino hacia el Betis de los béticos: “¡Viva el Betis Libre!”. Puede verse la intervención de Lorenzo Serra en el "vídeo relacionado" que se anexa a este artículo. Fuente: Al final de La Palmera (diario ABC de Sevilla): http://www.alfinaldelapalmera.com/noticias/real-betis/siempre-verdiblancos-qun-bco-que-encarna-todos-los-valores-del-betisd-lorenzo-serra-ferrerq.html.

En gran medida, al igual que “Otro Betis es Posible” sirvió para construir un espacio común de los colectivos béticos en torno a objetivos comunes, “Siempre Verdiblancos” servirá no solo para consolidar ese trabajo en común, sino también para plasmar y escenificar el compromiso de decenas de béticos a título particular, muchos de los cuales impulsarán dos años más tarde el nacimiento de la Fundación Heliópolis.

Texto íntegro del discurso del ex-Presidente de la Junta de Andalucía, D. José Rodríguez de la Borbolla y Camoyán. Acto "Siempre Verdiblancos", 27 de Junio de 2007

  

"HOY ES UN DÍA DE ALEGRÍA… HOY ES UN DÍA DE ESPERANZA…

 

NUNCA HASTA HOY HABÍA HABIDO TANTOS BÉTICOS UNIDOS AUTÓNOMAMENTE PARA RECONOCER A LOS SUYOS Y PARA PLANTEAR UN MENSAJE DE FUTURO PARA EL BETIS…

 

NUNCA HASTA HOY HABÍA HABIDO TANTA CAPACIDAD, TANTA RESOLUCIÓN Y TANTO CORAJE AL PLANTEAR UNA ACCIÓN AUTÓNOMA COMÚN POR EL BETIS…

 

En primer lugar, quiero agradecer a todos su presencia y a los organizadores que me hayan invitado a hablar, siendo esa invitación inmerecida como quiera que otros béticos hay con más méritos de los que yo pueda tener, que a ningún grupo represento y que nada a nivel personal ambiciono.

 

Es difícil, por ello, decir en mi parlamente algo que a todos pueda representar, al tiempo que decir lo justo para incrementar la unidad de todos…

 

Estamos aquí para homenajear a los nuestros y a lo nuestro, para reconocernos en ellos, para reforzar nuestro sentimiento de comunidad…

 

Los mitos del beticismo…La vida, al final, es una suma de recuerdos, de los que nos quedamos, fundamentalmente, con los buenos. La vida de los béticos es la suma de los momentos buenos –no muchos, como en la mayoría de las vidas-; de los momentos malos –tampoco tantos, la verdad-; y de los momentos normales –la mayoría, al fin y al cabo.

 

Ellos nos han dado los mejores momentos de nuestra vida bética. ¡Ellos nos han dado los mejores momentos de nuestra vida! Y de la vida de los nuestros: abuelos, padres, tíos, hijos, nietos…Porque la vida de todo bético que se precie de serlo está marcada por la vida de nuestro Betis

 

Los mitos del beticismo… Nos reconocemos en ellos, somos ellos, somos lo que somos y hemos sido lo que hemos sido gracias a ellos. Somos una comunidad de corazón y de alma gracias a ellos…

 

Por eso, y no es poco, le damos un homenaje en este año del Centenario. Porque se lo merecen, y porque nosotros, la afición y el alma bética, nos lo merecemos con ellos…

 

Aquí estamos una representación, sólo una representación, de los béticos de toda condición. Peñistas, béticos de base asociados en distintos foros, béticos de carnet de toda la vida, béticos accionistas… Aquí estamos béticos de comunión bética diaria, de práctica bética cotidiana, muchos de nosotros de sangre bética desde generaciones (Juan Moya, Pepe Alarcón, Adolfo Cuellar, Ramón Bordas), algunos sin carnet, muchos sin acciones, pero todos con el alma y las entrañas más béticas que el escudo…

 

Aquí estamos una representación, sólo una representación, de todos los que vivimos el Betis en nuestra vida diaria, de todas las edades, de todas las profesiones, pero todos viviendo el Betis en nuestro trabajo, en el estudio, en la actividad empresarial -de pequeña, mediana o gran dimensión-, en el ejercicio de una profesión de economistas, abogados, periodistas, médicos, ingenieros, padres de familia, amas de casa, jubilados… Aquí está una buena representación de la gente digna y respetable que quiere otro Betis…


Estamos aquí porque somos el Betis, porque no nos gusta la situación actual del Betis, porque no estamos de acuerdo con la gestión y los gestores del Betis, y porque pensamos que otro Betis es posible.

 

Somos nosotros, y tantos y tantos béticos que querrían estar aquí hoy con nosotros… ¡Nosotros somos el Betis! Y no somos de nadie: ¡somos del Betis!

 

Porque el Betis es un club de fútbol, sí.

 

El Betis es una Sociedad Anónima Deportiva, sí.

 

Pero el Betis es mucho más que eso…

 

El Real Betis Balompié ha sido y es la creación de los béticos, y de nadie más que de los béticos. El Real Betis Balompié es el resultado de la capacidad creativa, de la voluntad de vivir una ilusión en común y de vivir un proyecto en común de los béticos de Sevilla, de los béticos de Andalucía y de los béticos del mundo. Por ello, porque es nuestro, los béticos tenemos todo el derecho a decidir y a orientar la vida del Betis.

 

Por eso, porque el Betis es una creación continuada y centenaria de los béticos, el Real Betis Balompié es mucho más que una Sociedad Anónima Deportiva. Todo propietario de acciones del Betis ha de saber, porque es verdad, que la propiedad del Betis no es un fin en sí mismo ni un instrumento para el enriquecimiento personal.

 

La propiedad del Betis tiene que cumplir un fin social, que es el de procurar la felicidad de los béticos. Porque los accionistas, todos los accionistas, mayoritarios y minoritarios, pasarán, más pronto que tarde, pero los béticos seguiremos, a través de nosotros y a través de nuestras generaciones.

 

¡Nosotros proclamamos que el fin social de la propiedad del Betis es la procura de la felicidad de los béticos! Ser propietario del Betis no es una patente de corso, sino una obligación moral, social y jurídica con ese cuerpo místico del beticismo que formamos los béticos.

 

Pero, además de todo eso, el Betis es una institución respetable y que debe ser respetada… El Betis es una agrupación humana reconocida y representativa, por su antigüedad, por su estilo y por sus logros, en Sevilla, en España y en el mundo. El Betis se merece todos los respetos, desde dentro y desde fuera. Todo el que sea bético ha de comportarse para reforzar ese respeto, no para conseguir sus propios afanes personales inmediatos.

 

Es lamentable, y no es culpa de los béticos, pero al Betis, hoy por hoy, se le falta al respeto con mucha facilidad, desde dentro y desde fuera.

 

Pues bien, los béticos no estamos felices. ¡Los béticos estamos hartos!. Estamos hartos, y eso que somos realistas. ¡Somos los más realistas del mundo! ¡El Manque pierda está ahí por algo! Somos realistas, sí, pero somos béticos y sabemos cuál es el Betis que queremos, y podemos exigir el Betis que queremos

 

No queremos un Betis miserable, lastimero y lacrimógeno en lo deportivo. Hace sólo dos años, en junio de 2005, tocamos el cielo con las manos. La Copa del Rey y el acceso a la Champions League nos dieron la posibilidad de asentarnos durablemente en el concierto de los primeros clubes de Europa. Pues bien, se desaprovechó conscientemente y deliberadamente.

 

Hace sólo dos años, sólo dos años, se tiró por la borda una oportunidad irrepetible. Se optó por la continuidad irresponsable de un modelo absolutista, prepotente, pagado de sí mismo y rácano, todo ello junto, para la dirección del club. Un modelo basado, entre otras cosas, en la idea de que los entrenadores tienen que ser lacayos y que los jugadores tienen que ser siervos. Así nos ha ido en los dos últimos años: penando por esos campos, arrastrándonos en busca de la salvación y teniéndonos que conformar con no perder un sitio entre los veinte primeros equipos de España, cuando podríamos estar luchando por estar entre los cinco o seis primeros de Europa.

 

No queremos un Betis despótico, oscuro y ventajista en la gestión de la sociedad. El Betis es una sociedad anónima deportiva, sí. ¡Pero la propiedad en una sociedad anónima está sometida a reglas!

 

Toda sociedad anónima tiene que actuar al servicio de los accionistas, ¡de todos los accionistas, incluidos los minoritarios! , y en esta sociedad se menosprecia a los minoritarios.

 

Toda sociedad tiene que ser gestionada para la obtención del máximo beneficio para la propia sociedad, y en nuestro caso no sabemos si quienes han obtenido beneficios de verdad han sido otras sociedades y empresas vinculadas a la propiedad de acciones del Betis.

 

No queremos un Betis marginal y marginado en la realidad deportiva española y europea. Hemos sido, durante toda nuestra historia, un club modesto, pero digno; un club de los históricos de España, pero un club querido y admirado por todos; un club capaz de lo grande y susceptible de caer en lo más hondo, pero un club amable, en cualquier circunstancia, y un club entrañable para todos los españoles.

 

Hemos sido un club que ha recorrido la historia orgulloso de su identidad y sin tener que bajar la cabeza ante nadie. Esos valores se han perdido en los últimos años, en grandísima medida. Y tienen que ser recuperados con urgencia. Ahora mismo, el Betis es una entidad marginal en la sociedad deportiva española. Y no hay derecho a que eso sea así.

 

No queremos un beticismo retroalimentado en la desesperación y en el agravio comparativo. No queremos un beticismo encerrado en sí mismo y teniendo que mirar sólo al pasado para sentirse gratificado con su identidad. Siempre ha habido presuntos líderes que han basado su poder en la permanente convocatoria de la catástrofe: “o yo o el caos”, es el mensaje preferido por algunos. Pues bien, no hay peor caos que la sujeción a una dictadura, ni mayor desesperanza que la conciencia de que todo tiene que seguir igual.

 

No queremos un Betis que se dedique a buscar chivos expiatorios. Es costumbre de los malos dirigentes buscar culpables externos –el enemigo exterior, la maldad de los otros, “la pelotita que no entra”- para justificar los fracasos de su actuación. Pues bien, no hay peor consuelo que la búsqueda de culpas ajenas, porque de esa actitud no puede salir ninguna solución.

 

Los que aquí estamos queremos un Betis basado en la programación y en la ambición deportiva, en el cuidado de la cantera y en la mejor proyección de sus jugadores, en la transparencia económica y en el rigor de la gestión.

 

Queremos un Betis con esperanza en el futuro y servicial para con sus accionistas y socios.

 

¡Queremos un Betis que represente con dignidad y con estilo, con nuestro estilo digno de siempre, a la ciudad y a la afición! No queremos un Betis que haga más nunca el ridículo y que sufra la mofa y el escarnio generalizado por causa de nadie que lo represente. ¡No queremos sufrir más vergüenza propia… !

 

Queremos vivir la normalidad de nuestro beticismo, con sus días buenos y malos, pero no con la poquedad, la desesperación y los sobresaltos derivados de una dirección sin rumbo y ombliguista. Una dirección que se mira más a sí misma que a la inmensidad del mundo bético.

 

¡OTRO BETIS ES POSIBLE! Por eso nos hemos reunido…

 

Lo que hagamos, lo que consigamos, a partir de ahora depende de todos nosotros. Sobre el futuro, sólo algunas ideas…

 

En primer lugar, es necesaria la unidad de todos los béticos de espíritu…

 

Para trabajar por un Betis grande, para hacer oir con fuerza la voz del beticismo, dentro y fuera, tenemos que promover una renovación masiva de carnets… ¡El Betis nos necesita!

 

En segundo lugar, organización y continuidad en el trabajo del beticismo solvente. Sabemos lo que queremos y sabemos lo que no queremos. Pero la consecución de los objetivos no será tarea fácil. Para avanzar será necesaria la organización y la vigilia. La organización estable de quienes están aquí, con la incorporación de todos los que quieran y puedan aportar cosas positivas. Organización, constancia, perseverancia, persistencia, empeño, visión a medio plazo, fijación de objetivos inmediatos…ésos son los mimbres con los que habrá que empezar a diseñar el nuevo Betis, el Real Betis Balompié de siempre, el del futuro, el de nosotros, el de nuestros hijos, el de nuestros nietos. ¡Nuestras estirpes nos necesitan!

 

El futuro es vuestro. Y, con vosotros, el futuro es del REAL BETIS BALOMPIÉ

 

¡¡VIVA EL REAL BETIS BALOMPIÉ!!

 

¡¡VIVA EL BETIS MANQUE PIERDA!!"

Video relacionado

Dim lights Embed Embed this video on your site Discurso de Lorenzo Serra Al Final de La Palmera