Click on the slide!

Presentación

Image taken from the movie "Shoot 'em up"

Bienvenido, bienvenida, a la página web de la Fundación Heliópolis. Un proyecto que nace con el objetivo de impulsar la democratización del Real Betis Balompié y su regeneración social. Un proyecto que en su propia denominación, "Heliópolis", evoca un origen y un destino: el hogar al que pertenecemos, el hogar al que queremos volver, el Betis de siempre que los béticos queremos recuperar. Un proyecto que puedes conocer en esta página web, que iremos enriqueciendo con tus aportaciones y sugerencias. Te damos la bienvenida, en fin, a un espacio común que queremos construir entre todos y todas, que queremos construir contigo. Gracias por tu visita.

Click on the slide!

Entrevista BW al Presidente de la Fundación (vídeo)

Image taken from the "Invaders"

Vídeo íntegro de la entrevista realizada por Betisweb a Miguel Cuellar, Presidente de la Fundación Heliópolis, en el que éste responde a las preguntas previamente realizadas por los usuarios de su foro: ¿Para qué se ha creado la Fundación Heliópolis?, ¿Por qué la Fundación Heliópolis no le ha ofertado a Lopera por sus acciones?, ¿Cuál es el plan de actuación de la FH a corto plazo?, ¿Cómo marcha el proceso contra Lopera por delito societario?, ¿Teme que el Betis pueda entrar en concurso de acreedores?...

Click on the slide!

Preguntas frecuentes

Image taken from the movie "The Kingdom"

  ¿Que es Heliópolis? ¿Quiénes lo forman? ¿Cómo surge la idea de crear la Fundación? ¿Cual es su utilidad? ¿Qué aporta que no se haya hecho ya? ¿Puede unirse cualquier bético? ¿Cuales son sus objetivos? ¿Cual es el Betis del futuro por el que trabaja Heliópolis? ¿Porqué se considera vinculada al 15J? ¿Como pretende alcanzar la "democratización" del Betis? Te damos respuesta a esas y otras preguntas.

Click on the slide!

Conócenos... y únete

Image taken from the movie "Transformers"

Consulta la lista completa de impulsores del proyecto Heliópolis. Conoce quienes forman su Patronato, Patronato de Honor y Comisión Ejecutiva. Infórmate de cómo formar parte de la Asociación Heliópolis.

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Banner
Banner
Banner
Banner

Encuesta

¿Qué te parece la web de Heliópolis?
 
Domingo, 10 de Enero de 2010 23:32

Identidad

Hay cuatro carácteristicas que conforman en gran medida la identidad del Betis: Su denominación, llena de significado. Su escudo, fruto de una evolución a lo largo de los años. Su uniforme y sus colores verdiblancos. Y los lugares que han sido su hogar, entre los que destaca obviamente Heliópolis. Navega por las pestañas y despliega sus contenidos si quieres saber algo más sobre el Real Betis Balompié. 

Denominación

La denominación Real Betis Balompié se caracteriza por una de las pocas del fútbol nacional con vocablos de origen exclusivamente castellano, y la más antigua con esta característica. El nombre parte del elegido por el grupo de jóvenes que fundan el club en 1907: “Sevilla BALOMPIÉ”, con el que pretendieron evitar la expresión inglesa foot-ball. 7 años más tarde, el club modifica su denominación por la de “Real Betis Balompié”, tras absorber al Real Betis Foot-ball Club.

En cuanto al origen de las tres palabras que forman el nombre de la Sociedad es el siguiente:

Título honorífico concedido por Alfonso XIII a la Sociedad Betis Football Club, por medio de Real Orden dada en el Palacio de Miramar de San Sebastián el 17 de agosto de 1914. Se ostenta por la Sociedad absorbente en base a Real Decreto de 23 de diciembre de 1914.

El término Betis no será utilizado para referirse popularmente al club hasta final de los años veinte y principios de los treinta, al igual que la denominación de béticos. Su adopción corresponde a la denominación histórica del río Guadalquivir, aunque tiene otras concomitancias históricas con la propia ciudad hispalense.

Según Adolf Schulten, el nombre indígena del río era Tartis, que en griego se llamaba Тαρτ-ησσός, y en la tradición indígena ΠερΚ-ης (Estéf, Biz., v. BaITIS) o Tertis; Schulten considera que debía sonar como Tartis o Tertis, y que el nombre de Bætis no es nombre turdetano, sino probablemente ligur. La hipótesis de Schulten es que quizás haya sido Bætis el nombre más antiguo, pretartesio, y Tartis el más moderno, volviéndose a utilizar el nombre primitivo de Bætis tras la destrucción de Tartessos. En cualquier caso, los orígenes fonéticos de Bætis o Beitis como nombre dado al río Guadalquivir parecen remontarse a tiempos anteriores a 2.500 A.C.

El nombre de Bætis o Beitis persiste durante la administración del Imperio Romano, dando nombre a una de las tres provincias en las que se divide la península ibérica: Hispania Baetica, más comúnmente denominada como La Baetica o La Betica, que mantendrá esta denominación hasta el siglo VIII. Durante este periodo el genticilio de los habitantes de la región que hoy es en su mayor parte Andalucía será el de béticos.

Derivado de la denominación del río, el nombre Baitis también corresponde a una población que cita Estrabón en su obra Geographiká, al indicar que después de Korduba y Gades destaca Hispalis, también de fundación de los romanos, cuyo importancia aún pervive, pero que “ha sido superada, desde hace poco que se establecieron en Baítis los soldados de Cesar, aunque su comunidad fundacional no fue ilustre”; tras Baitis menciona a Itálica e Ilipa. Por la descripción de Estrabón la población de Baitis, de fundación prerromana, estaría probablemente contigua a la de Híspalis, hasta el punto de que algunos autores han considerado que podría tratarse de Triana; M.J. Henderson aventuró que Hispalis pudo haber sido una colonia doble, Julia (Sevilla) y Romula (Triana), pudiendo ser el nombre completo “Colonia Julia Romula Hispalis” el resultado de la unificación administrativa de dos poblaciones ibericas (Hispalis y Baitis) posteriormente refundadas como colonias romanas (Julia y Romula).

El término Balompié  forma parte de la denominación de la Sociedad desde su nacimiento en 1907 y su inscripción el 1 de febrero de 1909. Hasta 1930 aproximadamente es su principal seña de identidad y el nombre por el que es conocida popularmente, dando origen al término “balompedistas” por el que son conocidos sus jugadores y aficionados.

El término nace a inicios del siglo XX, con la vocación de castellanizar el anglicismo “foot-ball” con el que se denomina esta incipiente práctica deportiva. No obstante, a diferencia de otros deportes como baloncesto (basket-ball) o balonmano (hand-ball), la expresión balompié no se impone en el habla popular al anglicismo finalmente admitido, lo que hace más carácterístico su presencia en la denominación del club verdiblanco.

A finales del siglo XIX e inicios del XX se producen varios intentos de aproximación al vocablo foot-ball, siendo denominado en diversos textos como “bola con el pie”, “juego de la pelota con los pies” o “ballon au pied”.24 No obstante, las propuestas más cercanas son efectuadas por Azorín (“pie-balón”) y Mariano de Cavia, que propone formalmente la expresión “Balompié”, coincidente con la que había sido adoptada pocos meses antes por los jóvenes de la Politécnica. El término será incluido en el Diccionario de la R.A.E. en su edición de 1927.

Escudo

Debemos imaginar el escudo actual : integra el círculo coronado con las dos B entrelazadas, que aparece en primer término, y el triángulo de las trece barras diseñado en 1932, que se sitúa al fondo. Con el tiempo, ha ido evolucionando desde su versión inicial, y actualmente es habitual ver las dos B en color negro (y no en color verde como originalmente se representaba), además de dibujarse un círculo más pequeño y una corona más grande que las que presentaba originalmente el diseño de De La Concha.

La Corona Real del escudo es básicamente la descrita en el artículo 1º de la Ley 33/81 de 5 de octubre, que describe la misma como una "Corona Real cerrada, que es un círculo de oro, engastado de piedras preciosas, compuesta de ocho florones de hojas de acanto, visible cinco, interpoladas de perlas y de cuyas hojas salen sendas diademas sumadas de perlas, que convergen en el mundo de azur o azul, con el semimeridiano y el ecuador en oro, sumado de cruz de oro. La corona forrada de gules o rojo."

En el nacimiento del club, el Sevilla Balompié el escudo que representaba a la entidad era uno de los componentes del actual escudo: un círculo con dos letras S y B entrelazadas en su interior escritas en caracteres clásicos.

En 1916, y tras fusionarse el Sevilla Balompié con el R. Betis F.C, se realizó una modificación sobre el escudo existente, añadiendo una corona sobre el círculo que contenía las palabras Betis Balompié en su interior.

Poco tiempo después, como puede apreciarse en algunas fotografías de la época, se vuelve a cambiar el escudo por un rombo cuadrado coronado, con dos B entrelazadas en su interior. Pocos años después se vuelve a cambiar, regresa el círculo coronado añadiéndole en su interior las dos B verdes entralazadas sobre fondo blanco.

En 1931, con motivo de la instauración en España de la Segunda República Española, el escudo volvió a cambiar. Como por los motivos políticos el escudo que se usaba en aquellos días quedaba fuera de lugar, se decidió  mediante una asamblea realizada por el club el cambio del mismo. En un principio, según algunos datos de prensa, anteriores a dicha asamblea, se anunció un emblema formado por un triángulo isósceles, con siete rayas verticales verdiblancas, y que en su parte superior izquierda albergaba un triángulo escaleno, que a su vez guardaba una figura circular con las dos “bes” en el centro. Este emblema, descubierto en el 2009, es aún objeto de discusión entre los estudiosos, no quedando aún claro si llegó a ser oficial durante un período de tres meses (27 diciembre 1931-4 enero 1932).

Finalmente, el nuevo diseño del escudo, elegido entre otros muchos, fue el realizado por Enrique Añino, miembro fundador de la directiva del Sevilla Balompié. Este nuevo escudo eliminaba la corona, convertía el círculo que contenía las dos B en un rombo cuadrado, y añadía el triángulo con trece rayas verdes y blancas que compone el escudo actual.

En 1940 tras la guerra civil, el nuevo régimen instaurado en el país no puso ningún problema para que el club incorporara nuevamente la corona a su escudo, con lo que se añadió nuevamente la corona al último diseño.

Este hecho provocó  división de opiniones: unos utilizaban ese diseño (el escudo Añino coronado) mientras que otros preferían volver al utilizado antes de 1931 (el escudo redondo con las dos B entrelazadas y coronado). Esa diversidad de opiniones producida por el nuevo diseño terminó al iniciarse el año del cincuentenario, cuando el 8 de enero de 1957 la Junta Directiva de Villamarín aprobó el diseño presentado por José María de la Concha, secretario técnico de la entidad, que se convertiría en el escudo oficial de hoy en día.


Uniforme

La primera equipación del Real Betis Balompié es un uniforme compuesto por una camiseta con 13 rayas verticales de colores verde y blanco, unas calzonas blancas y medias verdes. Como segundas y terceras equipaciones se han utilizado en los últimos años la variante de camiseta verde en diferentes tonalidades, camiseta azul (en memoria del Sevilla Balompié), rayas horizontales (evocando al Celtic de Glasgow), camiseta naranja, etc.

En sus primeros tiempos, el Balompié vestía con camiseta azul y pantalón blanco, equipación con la que se proclama Campeón de Sevilla en 1910 y 1911. A finales de 1911 se comienza a utilizar una camiseta con rayas verticales de colores verde y blanco, que según la tradición  oral fue traída desde Glasgow a petición de Manuel Ramos Asensio. Ramos había estudiado siendo muy niño en los Maristas de Dumfries, cerca de Glasgow, donde tuvo sus orígenes el Celtic.

Tras modificar su denominación de "Sevilla" Balompié por "Real Betis" Balompié  en diciembre de 1914, se utilizan diversas equipaciones: Una a rayas amarillas y negras que venía utilizando el Real Betis FC y otra con camiseta verde. No obstante, la equipación que se impone es nuevamente la de camiseta azul y pantalón blanco. Varias crónicas de la época describen dicha equipación y denominan al Balompié como "los azules".

Hacia 1919 o 1920 se vuelve a utilizar la equipación verdiblanca; coincide la vuelta a estos colores con la adopción formal de los mismos por parte de la región andaluza en la Asamblea de Ronda de 1918, si bien se desconoce si hay o no vinculación entre ambos hechos.

Desde dicha fecha el primer uniforme ha sido el verdiblanco. Las camisetas han sufrido diversas transformaciones a lo largo de la historia, con rayas más o menos anchas pero manteniendo en todo caso el verdiblanco como seña de identidad.

Estadio

Huerto de la Mariana (entre 1907 y 1909 aproximadamente)

Prado de Santa Justa (entre 1907 y 1909 aproximadamente)

Prado de San Sebastián (desde 1910 hasta 1918)

Hacia 1910 el Sevilla Balompié empieza a jugar en el Prado de San Sebastián, donde va variando su ubicación. Alrededor de 1913 se instala frente a la Casa de Luca de Tena (aproximadamente frente a lo que hoy es el edificio de Sevillana) y cerca el campo con tablas verdes, por lo que será conocido como “Campo de las Tablas Verdes”. También es conocido como “Campo de la Enramadilla”. Tras cambiar su denominación por la de Real Betis Balompié, sigue instalado en el Campo de las Tablas Verdes hasta 1918. Estando en el Prado el Balompié se proclama en cuatro ocasiones Campeón de Sevilla.

Campo del Patronato (1918-1936)

Situado en lo que hoy son las cocheras de Tussam en el barrio del Porvenir, pasó por varias fases: Desde 1918 hasta 1924 es un mero campo cercado con las antiguas tablas verdes del campo del prado (se utilizaron muchas de las que ya había), y sigue siendo conocido como “Campo de las Tablas Verdes”. Ya en 1928 se realizan importante reformas del Campo, que desde entonces puede considerarse como Estadio; desde 1924 se conoce como “el Campo del Patronato” o “el campo del Patronato Obrero”, puesto que estaba rodeado de las llamadas “casas baratas” edificadas gracias al Real Patronato de Casas Baratas.

Allí el Real Betis Balompié (sin “Real” desde 1931 hasta 1936) se proclama campeón de Andalucía en 1928, empieza su andadura en la Liga de 2ª división en 1928-1929, se convierte en el primer equipo andaluz en jugar una Final de Copa de España en 1931, celebra sus Bodas de Plata el 6 de enero de 1932, se proclama Campeón de 2ª división y primer equipo andaluz en ascender a 1ª división en la temporada 1931-1932 y, finalmente, se proclama Campeón de Liga en la temporada 1934-1935.

Estadio de la Exposición: En 1936 este estadio construido para la Exposición Iberoamericana de 1929 es arrendado al club por el Ayuntamiento dos días antes del inicio de la guerra. Durante la misma el Betis Balompié se queda sin estadio (el campo recién arrendado se utiliza como sede de los tanques y vehículos del CTV o “camisas negras” de Mussolini). Hay que esperar a 1939 para poder ver al Betis jugando en el estadio cuyo derecho de uso había adquirido en 1936.

Estadio de Heliópolis: Desde 1939 hasta 1961.- aproximadamente desde que el Betis empieza a jugar efectivamente en el Estadio se le va conociendo más como “Estadio de Heliópolis”. En 1958 se construyen las tribunas de Gol y el 6 de junio de 1959 es inaugurada la iluminación eléctrica. Se adquiriere en propiedad por el club el 12 de agosto de 1961 siendo presidente Benito Villamarín, por 14.036.550 pesetas abonadas en la Tesorería Municipal el 11/08/1961.

Estadio Benito Villamarín: Desde 1961 hasta 1999.- En 1971 se construye el Gol Norte y a continuación el Gol Sur, y en 1975 se construye la Tribuna de Voladizo durante la presidencia de José Núñez Naranjo. En 1982 con motivo del Mundial 82 se construyó las dos primeras gradas de Preferencia (debajo de la Tribuna de Voladizo), la Tribuna de Fondo y las escaleras laterales de acceso a Voladizo.

El Estadio Benito Villamarín vive, entre otros muchos momentos, el camino hacia las Finales de 1977 y 1997, los ascensos, dos terceros puestos y un cuarto puesto en Liga, y la participación en la Copa de Ferias, la Copa de la UEFA y la Recopa de Europa. En él se jugaron partidos del Mundial de España 82 y el famoso 12-1 de España a Malta que clasificó a la selección española para la fase final de la Eurocopa 1984 de Francia.

Estadio actual: Denominado con el nombre del máximo accionista de la SAD desde el 1 de enero de 2000, tras inaugurarse la reforma de Gol Norte y Fondo. Con esta denominación se vivirá el descenso de 2000, la fase de liguilla de la Liga de Campeones de 2005 y el descenso de 2009. 10 años después de haber sido inaugurado oficialmente bajo su denominación actual el nivel de ejecución de la remodelación prevista es inferior al 50%, sin que exista fecha prevista de finalización.