Click on the slide!

Presentación

Image taken from the movie "Shoot 'em up"

Bienvenido, bienvenida, a la página web de la Fundación Heliópolis. Un proyecto que nace con el objetivo de impulsar la democratización del Real Betis Balompié y su regeneración social. Un proyecto que en su propia denominación, "Heliópolis", evoca un origen y un destino: el hogar al que pertenecemos, el hogar al que queremos volver, el Betis de siempre que los béticos queremos recuperar. Un proyecto que puedes conocer en esta página web, que iremos enriqueciendo con tus aportaciones y sugerencias. Te damos la bienvenida, en fin, a un espacio común que queremos construir entre todos y todas, que queremos construir contigo. Gracias por tu visita.

Click on the slide!

Entrevista BW al Presidente de la Fundación (vídeo)

Image taken from the "Invaders"

Vídeo íntegro de la entrevista realizada por Betisweb a Miguel Cuellar, Presidente de la Fundación Heliópolis, en el que éste responde a las preguntas previamente realizadas por los usuarios de su foro: ¿Para qué se ha creado la Fundación Heliópolis?, ¿Por qué la Fundación Heliópolis no le ha ofertado a Lopera por sus acciones?, ¿Cuál es el plan de actuación de la FH a corto plazo?, ¿Cómo marcha el proceso contra Lopera por delito societario?, ¿Teme que el Betis pueda entrar en concurso de acreedores?...

Click on the slide!

Preguntas frecuentes

Image taken from the movie "The Kingdom"

  ¿Que es Heliópolis? ¿Quiénes lo forman? ¿Cómo surge la idea de crear la Fundación? ¿Cual es su utilidad? ¿Qué aporta que no se haya hecho ya? ¿Puede unirse cualquier bético? ¿Cuales son sus objetivos? ¿Cual es el Betis del futuro por el que trabaja Heliópolis? ¿Porqué se considera vinculada al 15J? ¿Como pretende alcanzar la "democratización" del Betis? Te damos respuesta a esas y otras preguntas.

Click on the slide!

Conócenos... y únete

Image taken from the movie "Transformers"

Consulta la lista completa de impulsores del proyecto Heliópolis. Conoce quienes forman su Patronato, Patronato de Honor y Comisión Ejecutiva. Infórmate de cómo formar parte de la Asociación Heliópolis.

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Banner
Banner
Banner
Banner

Encuesta

¿Qué te parece la web de Heliópolis?
 
Domingo, 10 de Enero de 2010 09:57

Sobre el Betis

"Papá"... "Dime, hijo"... "Me han mandado una redacción en el cole"... "¿De qué?"... "Tengo que explicar qué es el Betis"... "Ojú. Anda, ven que te cuente... Mira, vamos a empezar desde el principio: puedes poner que el Betis nació precisamente en una escuela y que lo fundó una pandilla de estudiantes como vosotros, que empezaron a darle patadas al balón allá por 1907..."


Somos el Real Betis Balompié. Lo decimos como carta de presentación para aquellos que no nos conocen, pero también puede servir para aquellos que, conociéndonos, tal vez tienen una idea equivocada acerca de nosotros. Cuando decimos nosotros, nos referimos al Betis como concepto y al beticismo como su esencia. Intenten no pensar durante la lectura de estas líneas en nada que no sea su afición, el manquepierda y el Betis en si, el auténtico Betis.

Somos el Real Betis Balompié, que nació con el nombre de Sevilla Balompié. Sevilla en honor a nuestra ciudad natal, Balompié en honor a nuestro idioma. Un Balompié que adoptaría más tarde la palabra Betis del club al que integró, el Betis Football Club, tomando así el nombre milenario de nuestro río, nombre que identifica a nuestra ciudad y a nuestra Andalucía. Somos, pues, Balompié de nacimiento, Betis de adopción y Real de título honorífico. Tres palabras que se reúnen y forman un todo sin contradicción alguna.

Somos el Real Betis Balompié, que haciendo honor a sus colores verdiblancos fue el primer equipo andaluz en jugar en Primera División, el primero en jugar una Final de Copa y el primero en ganar la Liga. Somos el Real Betis Balompié, que vivió los años más negros que jamás haya vivido un Campeón de Liga. El mismo que en 1936 vio como su sede social sufría “daños colaterales” y su casa recién arrendada era utilizada para “necesidades de la guerra”. El mismo que no levantó cabeza al volver la Liga y que se despidió de la Primera División en 1943, para no volver a verla hasta 1958. El mismo que estuvo 7 años en el pozo de 3ª división, que sobrevivió haciendo rifas para sufragar los viajes del equipo, que tuvo que tirar con bocadillos de tortilla para los viajes, que sufrió una permanente penuria económica y deportiva que en lugar de llevarle a la desaparición le llevó a acuñar el "Viva er Beti manque pierda". Un Manquepierda que nos llena de orgullo, como expresión sublime del amor incondicional a unos colores, al tiempo que promesa solemne y colectiva de volver a levantarnos de cada caída una y mil veces.

Somos el Real Betis Balompié, que ganó en 1977 la primera Copa del Rey de la historia. El mismo que quedó tercero en 1995 y cuarto en 1997. El mismo que fue subcampeón de Copa en un épica Final ante el Barcelona en ese mismo año. El mismo que es fue a por “su Copa” una noche de Junio de 2005. El mismo que trajo por vez primera a Andalucía el himno de la Champions. El Betis que ha llevado Sevilla y Andalucía por toda España y más allá de las fronteras. El Betis que ha servido para unir a emigrantes, para recordar una tierra, para hacer su tierra más universal y a España más de su tierra. El Betis que en los años cincuenta trascendió el fútbol para convertirse en una filosofía de vida. El Betis que han querido y quieren obreros y empresarios, toreros, escritores y artistas, campesinos y madres de Reyes, y hasta gente que no le gusta el fútbol.

Somos el Real Betis Balompié. Somos mucho más que un negocio, mucho más que un club, mucho más que una sociedad. Somos un inmaterial de propiedad social, una creación centenaria de los béticos y de nadie más que de los béticos. Somos el Betis de nuestra memoria, el Betis de la infancia de cada bético, de cada bética. El Betis honesto, mágico, diferente, extraordinario. El Betis como símbolo de  lo más sevillano que hay en Sevilla y, al mismo tiempo, de lo más universal que hay en la Ciudad del Betis. El Betis como sueño y amigo.

Somos el Real Betis Balompié. El Betis ciudad y río, historia y presente, Hispalis y Bética, verde y blanco, football y balompié, del pueblo y de la realeza, de los sevillanos aquí nacidos y de los de adopción. Somos andaluces y universales. Somos los de Primera, Segunda y Tercera División. Somos los de la Champions y los de los bocatas de tortilla. Somos los de las Copas y los de las rifas. Somos los inmigrantes y los emigrantes, los andaluces y los catalanes. Somos los del "manquepierda" y los del "musho Betis". Somos mestizos, como mestiza de culturas es nuestra tierra. Y a mucha honra, porque en ese mestizaje está gran parte de nuestra riqueza.

Somos el Real Betis Balompié. El Betis de la esperanza, de la verde esperanza que acompaña a los miles que cada Domingo vamos a cantarle que aunque el último estuviera siempre lo vemos Campeón. La misma esperanza de los miles que un 15 de Junio salimos a la calle por nuestra dignidad y nuestro futuro, para decir que nosotros y nadie más somos el Betis. Somos mucho más que un sentimiento, que un escudo o una bandera. Somos mucho más que todo eso, porque más allá de las fronteras, siempre habrá alguien que diga "Viva el Betis Manque Pierda" y sonarán los "oles" al final de La Palmera, en la Ciudad del Sol.

Somos el Real Betis Balompié. Somos hombres y mujeres, niños y niñas, más de un millón de almas llenas de dignidad y esperanza, orgullosas de sus señas de identidad, de sus 102 años de historia, construidos por la pasión de tantos y tantos que nos precedieron, de nuestras madres, de nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros mitos… de todos aquellos que también somos el Betis y hoy lo vemos desde el cuarto anillo de Heliópolis. Todos esos, en definitiva y por encima de todo, somos el Real Betis Balompié: el Beticismo del ayer, del hoy y del mañana.

Somos el Real Betis Balompié. Al cabo, un sentimiento colectivo y una suma de sentimientos individuales, y como tal un intangible que no puede recogerse ni resumirse ni en las líneas anteriores ni en un libro, así contuviese millones de palabras. Palabras que, por otra parte, no necesitamos quienes con decir “Yo soy del Betis” ya lo decimos todo. Y ahí quedó.

Viva el Betis Manque Pierda.

Video relacionado


Videos tu.tv