Click on the slide!

Presentación

Image taken from the movie "Shoot 'em up"

Bienvenido, bienvenida, a la página web de la Fundación Heliópolis. Un proyecto que nace con el objetivo de impulsar la democratización del Real Betis Balompié y su regeneración social. Un proyecto que en su propia denominación, "Heliópolis", evoca un origen y un destino: el hogar al que pertenecemos, el hogar al que queremos volver, el Betis de siempre que los béticos queremos recuperar. Un proyecto que puedes conocer en esta página web, que iremos enriqueciendo con tus aportaciones y sugerencias. Te damos la bienvenida, en fin, a un espacio común que queremos construir entre todos y todas, que queremos construir contigo. Gracias por tu visita.

Click on the slide!

Entrevista BW al Presidente de la Fundación (vídeo)

Image taken from the "Invaders"

Vídeo íntegro de la entrevista realizada por Betisweb a Miguel Cuellar, Presidente de la Fundación Heliópolis, en el que éste responde a las preguntas previamente realizadas por los usuarios de su foro: ¿Para qué se ha creado la Fundación Heliópolis?, ¿Por qué la Fundación Heliópolis no le ha ofertado a Lopera por sus acciones?, ¿Cuál es el plan de actuación de la FH a corto plazo?, ¿Cómo marcha el proceso contra Lopera por delito societario?, ¿Teme que el Betis pueda entrar en concurso de acreedores?...

Click on the slide!

Preguntas frecuentes

Image taken from the movie "The Kingdom"

  ¿Que es Heliópolis? ¿Quiénes lo forman? ¿Cómo surge la idea de crear la Fundación? ¿Cual es su utilidad? ¿Qué aporta que no se haya hecho ya? ¿Puede unirse cualquier bético? ¿Cuales son sus objetivos? ¿Cual es el Betis del futuro por el que trabaja Heliópolis? ¿Porqué se considera vinculada al 15J? ¿Como pretende alcanzar la "democratización" del Betis? Te damos respuesta a esas y otras preguntas.

Click on the slide!

Conócenos... y únete

Image taken from the movie "Transformers"

Consulta la lista completa de impulsores del proyecto Heliópolis. Conoce quienes forman su Patronato, Patronato de Honor y Comisión Ejecutiva. Infórmate de cómo formar parte de la Asociación Heliópolis.

Frontpage Slideshow (version 2.0.0) - Copyright © 2006-2008 by JoomlaWorks
Banner
Banner
Banner
Banner

Encuesta

¿Qué te parece la web de Heliópolis?
 

Preguntas frecuentes

 ¿Que es Heliópolis? ¿Quiénes lo forman? ¿Cómo surge la idea de crear la Fundación? ¿Cual es su utilidad? ¿Qué aporta que no se haya hecho ya? ¿Puede unirse cualquier bético? ¿Cuales son sus objetivos? ¿Cual es el Betis del futuro por el que trabaja Heliópolis? ¿Porqué se considera vinculada al 15J? ¿Como pretende alcanzar la "democratización" del Betis? Te damos respuesta a esas y otras preguntas.

Heliópolis es un proyecto colectivo que nace, en el marco de la organización de la histórica manifestación del 15 de Junio de 2009, para construir un espacio común, para articular las reivindicaciones expresadas en el 15J y como cauce de expresión institucional de todos esos que salieron a la calle para pedir un Betis digno y con futuro. Es, por tanto, un proyecto que se considera deudor de aquella movilización, impulsado por más de 200 promotores, entre los que se cuentan la mayoría de colectivos que en su día conformaron “Otro Betis es Posible”, y que democráticamente acordaron articular el proyecto en forma de Fundación y bajo el nombre simbólico de Heliópolis.

Heliópolis es, en consecuencia, una Fundación de amplia base que intenta retratar la unidad del beticismo, además de aglutinar a colectivos y personas reconocidas socialmente, como clara expresión de que toda la sociedad bética rechaza la actual situación. Una Fundación que nace con el propósito explicito de impulsar que el control del club quede algún día en manos del mayor número de béticos, así como para preservar su patrimonio material y sentimental. Por ello, hablar de los valores de la Fundación no es solo hablar de dinero, acciones o de su fin último de alcanzar el objetivo de un Betis de los béticos, sino también de que es un movimiento de regeneración de los béticos protagonizado por cientos de béticos que desde los diversos ámbitos de la vida sevillana y andaluza están dispuestos a trabajar por su club.

En primer lugar, conviene precisar que el término “oposición” no es aplicable cuando no existe un sistema electoral para la elección de los dirigentes de una S.A.D. como es el Betis desde 1992. Más correcto es hablar de “resistencia”: resistencia al deterioro, a la gestión y al secuestro de una propiedad social y centenaria.

Hecha la precisión, Heliópolis no nace con la vocación de solapar, fusionar o integrar el exhaustivo trabajo en el campo jurídico y accionarial que han llevado y siguen llevando a cabo las asociaciones constituidas. En consecuencia, Heliópolis no es “otro grupo (mal llamado) opositor”, ni otra asociación, ni otra plataforma de sindicación. Heliópolis nace como cauce para concretar el compromiso reclamado en el 15J, como instrumento para hacer posible el objetivo de un Betis de los béticos, como espacio común para aglutinar colectivos y particulares, y como vehículo para la transformación del club.

Heliópolis nace impulsado por béticos a título particular, con diverso nivel de reconocimiento social en diversos ámbitos, así como por la mayoría de las asociaciones y colectivos que ya en 2007 iniciaron la construcción de actuaciones conjuntas de las que la Fundación es también deudora (Siempre Verdiblancos, Otro Betis es Posible), y que han alcanzado amplio reconocimiento por su trabajo en los últimos años: Béticos Veteranos, Liga de Juristas, Béticos por el Villamarín, Futuro Verdiblanco, Amigos del Centenario, Federación Nacional de Peñas Béticas, etc. VER RELACIÓN DE IMPULSORES.

A su vez, más de un centenar de estas personas conforman el Patronato de la Fundación, que es el Órgano de representación, gobierno y administración de la misma. VER PATRONATO.

La Comisión Ejecutiva es el órgano operativo, encargado de establecer hitos y acciones, además de presupuestos y objetivos generales. Está compuesta por 15 miembros, elegidos bajo parámetros de juventud, cualificación y profesionalidad. VER EJECUTIVA.

La idea de crear un espacio común para aglutinar a colectivos e implicar a particulares ya se plasmó en Junio de 2007 con la creación del grupo de trabajo "Otro Betis es Posible". Además, la idea de poner en marcha una Fundación ya rondó en esas mismas fechas durante la preparación del acto “Siempre Verdiblancos”, hasta el punto de avanzar algo en la elaboración de un borrador de Estatutos e incluso en el simbólico nombre de “Heliópolis”. No obstante, la idea pasaría a un segundo plano por parte de los colectivos, que priorizaron otras actuaciones, retomándose en Junio de 2009 para intentar crear un vehículo en el que el beticismo pudiese dar una continuidad institucional y colectiva al espíritu del 15J.

CLIK AQUÍ PARA MÁS DETALLES SOBRE LA GESTACIÓN DE HELIÓPOLIS.

Básicamente, la Fundación nace, con vocación de permanencia, como cauce para la concreción del compromiso de sus promotores, como instrumento para hacer posible un Betis de los béticos, como espacio de unidad en torno a la idea del Betis que los béticos merecen y como vehículo de regeneración social y de transformación.

La Fundación aspira a desempeñar un papel, independiente de las propias circunstancias accionariales y escenarios futuros, contribuyendo a la regeneración social y dignificación del Real Betis Balompié, a través de actividades sociales, culturales, deportivas, de promoción de la participación del beticismo, de información, etc.

Además de ese papel, en los escenarios futuros que pueden abrirse la Fundación está en disposición de ser un instrumento que permita impulsar la mayor atomización posible del capital, garantizar una gestión democrática del capital que en su caso no fuese cubierto por el beticismo -si es que se da esa circunstancia- para evitar que acabase concentrado en unas pocas manos, y dotar los recursos necesarios para la gestión del club durante la fase transitoria.

El trabajo realizado por los colectivos y particulares que en su día se agruparon en torno a "Otro Betis es Posible", la mayoría de ellos integrados en Heliópolis, ha sido y sigue siendo extraordinario: en el campo jurídico, investigador, divulgativo, accionarial y propositivo, por mencionar solo algunas facetas. La función de Heliópolis no es solapar las mismas, menos aún las jurídicas y accionariales, sino en todo caso complementarlas.

Pero, sobre todo, hay roles necesarios en el presente y en el futuro, plenamente complementarios con los anteriores, en los que Heliópolis sí juega un papel necesario en estos momentos: La construcción de un espacio común, el impulso a un ámbito de compromiso explícito y público por parte de más de dos centenares de personas con cierta capacidad económica y/o de influencia social, la capacidad de articular fórmulas de aval y financiación ante las necesidades que puedan producirse (concurso de acreedores, ampliación de capital, venta abierta de un paquete accionarial, etc.), la confluencia del mayor número posible de personas con solvencia económica y experiencia empresarial suficiente para sostener una empresa quebrada en el periodo de transición, la realización de determinadas iniciativas de regeneración social del concepto de Betis, etc.

En resumen, los roles que puede cubrir Heliópolis son complementarios con los desempeñados por los colectivos existentes. De ahí que no se asuma un rol en materia de sindicación de acciones ni actuaciones jurídicas, pues ambos están ya cubiertos por las asociaciones. Sí puede jugar un papel en materia de investigación, divulgación y definición de un proyecto común, impulsando un espacio de trabajo común en el que confluyan trabajos, propuestas y proyectos de los diferentes colectivos y particulares.

Sí, adscribiéndose a la Asociación Heliópolis, figura jurídica diferenciada de la Fundación que participa en su Patronato con tres representantes elegidos por la Asamblea de asociados. Basta ser mayor de edad y accionista, abonado o simpatizante del Real Betis Balompié

Básicamente son tres:

Promover y desarrollar las actuaciones precisas y necesarias para que todos aquellos que integran el Beticismo, bien como accionistas, abonados o simple seguidores, participen en las decisiones correspondientes a la dirección, gestión y administración del Real Betis Balompié, S.A.D., fomentando y estableciendo los medios necesarios para la adquisición por ellos de acciones de la Sociedad Anónima Deportiva, y siempre procurando la mayor atomización posible del capital social entre todos ellos.

Promover la proyección social del Real Betis Balompié, el cuidado de su imagen, el conocimiento de su Historia y señas de identidad, así como el reconocimiento de las personas que lo han hecho posible.

Constituirse en foro de reflexión y debate entre los agentes públicos y privados implicados en el deporte y en el Real Betis Balompié, además de promover el espíritu y valores deportivos, y la integración y el compromiso social.

Heliópolis trabaja por recuperar para los béticos el auténtico Betis, que sigue vivo en los béticos, de toda clase y condición: El Betis digno, el Betis diferente, el Betis de nuestra infancia, el Betis que cada uno tiene en su memoria y en su corazón. Recuperar el Betis auténtico, que está secuestrado por un ejercicio perverso de su forma jurídica de SAD; un secuestro cuyo fin traerá consigo que el RBB SAD se convierta en el Betis que los béticos se merecen.

Y e Betis que los béticos merecen es un Betis de los béticos, que sea 100% Betis y Betis al 100%. Con un Consejo de Administración que represente realmente al beticismo, que gestione con transparencia, profesionalidad y lealtad al Betis. Un Betis que tenga un auténtico equipo de dirección, un Betis que cuide la cantera y tenga una dirección deportiva que merezca tal nombre. Un Betis con una política de comunicación digna al servicio del Betis y de los béticos, un Betis que cuide a sus aficionados y peñas, que sepa honrar su pasado y a sus mitos, que sepa sembrar beticismo entre los niños para construir su futuro. Un Betis que aproveche su potencial de ingresos y vea finalizado su Estadio al final de La Palmera.

Un Betis, en definitiva, del siglo XXI como se definió y desarrolló en la Hoja de Ruta “Otro Betis es Posible” del 18 de Junio de 2007:

CLICK PARA CONSULTAR HOJA DE RUTA Y DECÁLOGO BETIS SIGLO XXI.

En la primera semana de Junio de 2009 se produce una reunión de los diferentes grupos que conforman la organización del 15J, aglutinados en torno a “Otro Betis es Posible” (Liga de Juristas, Béticos por el Villamarín, Por Nuestro Betis, Agrupación de Béticos Veteranos, Amigos del Centenario), así como diversos particulares. El objeto de la reunión, unir esfuerzos y fuerzas para propiciar que el beticismo salga del 15J con la capacidad de construir una alternativa real a la situación actual y caminar hacia el Betis de los béticos.

Rescatando una idea que ya había surgido en 2007, la iniciativa se configura bajo el nombre simbólico de “Heliópolis” y articulado en forma de Fundación. Nace así un proyecto que empieza a sumar impulsores y promotores con cierto nivel de reconocimiento social, al mismo tiempo que se trabaja en la difusión y organización de la manifestación, para dar el mejor cauce posible a la movilización del beticismo.

El 15 de Junio de 2009 la afición del Real Betis Balompié evidencia su mayoritario rechazo a la actual situación de su club saliendo a la calle masivamente y convirtiéndose en la gran protagonista de la lucha de los béticos por recuperar un club que consideran secuestrado en manos de su máximo accionista y sumido en un imparable y doloroso proceso de deterioro social, institucional, económico y deportivo.

Aquel día queda de manifiesto que en la movilización y en la exigencia de cambio está involucrado todo el beticismo. La visión desde el balcón del Ayuntamiento de semejante reivindicación histórica del Betis auténtico, por su futuro y su dignidad, no tiene precedentes. Y el espíritu del 15J queda grabado en tres palabras: unidad, exigencia y compromiso. Tres palabras con las que se comprometen los impulsores de Heliópolis, conscientes de la responsabilidad que asumen, el nivel de expectativas levantado y el objetivo prioritario: repartir las acciones del futuro Betis de la manera más democrática posible.

Heliópolis es, por tanto y por su propia concepción, deudora del 15J por cuanto nace en deuda con el compromiso adoptado por 60.000 béticos aquel día y con las expectativas de cambio por ellos expresada.

No. En Agosto de 2009 manifestamos formalmente al accionista mayoritario que, de ser cierta su supuesta voluntad de venta y de acreditarse la legalidad de su propiedad por parte de Farusa, Heliópolis estaría dispuesta a canalizar y poner en marcha los instrumentos para que esas acciones se distribuyan entre los béticos a un precio justo y tasado por profesional independiente; no hay que descartar que dicho valor objetivo equivalga o incluso sea inferior a su valor nominal, dada la situación económica del club.

Evidentemente, de acreditarse la legalidad de la propiedad de dicho paquete accionarial, actualmente cuestionable, sería preciso una voluntad de venta al conjunto del beticismo que, no siendo exigible en términos mercantiles, sí lo sería en términos sociales: la historia, la razón, el beticismo, el inmaterial que compone lo que llamamos Betis avalan dicha exigencia.

No, pero no es descartable en absoluto que se produzca. La situación económica del club, considerando el nivel de deudas a corto y largo plazo, el déficit presupuestario y las contigencias fiscales, puede ser de quiebra técnica. Esta situación, en el marco del procedimiento judicial, puede acabar conduciendo a un concurso de acreedores, lo que antes se llamaba quiebra y suspensión de pagos. Y el concurso de acreedores llevaría casi indefectiblemente a una ampliación de capital posterior, como ha sucedido en otros clubes.

De producirse dicha ampliación por imperativo legal y contable, Heliópolis trabajaría para facilitar su puesta en marcha y establecer unas condiciones de precio y financiación que permitan alcanzar el mayor nivel de atomización posible del capital social entre el beticismo. Si la cuantía que hubiera de ampliarse no fuese íntegramente suscrita por el beticismo, al objeto de evitar que el capital restante cayese en unas pocas manos y se repitiese la situación de 1992, Heliópolis estaría en disposición de aglutinar dicho capital no cubierto, gestionando con posterioridad los derechos políticos de ese paquete accionarial en base a un sistema democrático entre los abonados del club.

Básicamente, siguiendo la Hoja de Ruta “Otro Betis es Posible” (2007), que la Fundación Heliópolis considera su principal referente a muchos efectos, particularmente en lo relativo a la continuidad de la primera fase y la articulación de las fases segunda y tercera.

CLICK PARA CONSULTAR LA HOJA DE RUTA OBEP.

Conviene constatar, no obstante, que el procedimiento de instrucción actualmente abierto en el Juzgado de lo Penal no solo resulta relevante a cualesquiera efectos de dicha Hoja de Ruta, sino que además puede arrojar serias dudas sobre el desembolso y titularidad del paquete accionarial mayoritario detentado por Farusa, que se añaden a la propia indeterminación del valor real del mismo en base a la información disponible.

Esta constatación implica una variedad de posibles escenarios futuros para la consecución del objetivo de un Betis de todos los béticos, que pueden abarcar desde un proceso de compraventa –en un contexto clarificado a todos los niveles- hasta una ampliación de capital, pasando por una eventual suspensión de derechos políticos del paquete mayoritario o su consideración parcial como autocartera de la sociedad.

El proceso concreto, por tanto, dependerá de los acontecimientos y escenarios que se vayan produciendo, pero es necesario tener un modelo previsto que contemple las diferentes circunstancias. Este modelo debe basarse en las siguientes premisas o fases:

- Diseñar un plan de transición y definir un modelo de futuro para el club entre el mayor número posible de béticos, integrados o no en la Fundación Heliópolis, partiendo de la base de la Hoja de Ruta “Otro Betis es Posible” (fases 2 y 3) y añadiendo las aportaciones que deseen realizarse por parte de particulares y colectivos.

 

- Democratizar y recapitalizar la sociedad, creando para ello una Comisión de seguimiento del proceso de venta (del paquete accionarial mayoritario o de un paquete de autocartera) y/o de ampliación de capital. Dicha Comisión tendría representación de todos los estamentos del beticismo: colectivos, asociaciones, peñas, béticos significados, plataformas de sindicación, personas representativas de nuestra Historia, etc.

 

- Crear una Comisión Gestora que dirija el club durante el periodo transitorio, conformada por personas de reconocida profesionalidad, prestigio y beticismo, nombradas por consenso de los miembros de la Comisión de seguimiento. Además, habría que implementar de forma transitoria los recursos humanos y económicos necesarios para la adecuada gestión de la sociedad hasta que culmine el proceso de transmisión y/o suscripción.

 

- Determinar en el marco de la Comisión de Seguimiento las condiciones, precios, plazos y fases del proceso de venta o ampliación, así como garantías para evitar nuevas concentraciones mayoritarias en ese momento y/o en un futuro.

 

- Gestionar la implicación de entidades financieras, para financiar la adquisición de las acciones por el beticismo de base en las mejores condiciones de precio y plazo, con objeto de lograr un capital social lo más repartido posible. En caso de precisarse avalistas para formalizar la operación, se procurará que el número de éstos sea lo más amplio posible.

 

- Establecer mecanismos que garanticen, en caso de precisarse una recapitalización de la sociedad por motivos legales o económicos, un ejercicio democrático de los derechos políticos de la parte de capital social que, en su caso, no fuese adquirida por el beticismo.

 

- Una vez finalizado el proceso de venta y/o ampliación, con la máxima atomización posible del capital, se procedería en seno de Junta de accionistas a la elección de un Consejo de Administración representativo y fuerte, facilitando la presencia de los accionistas minoritarios a través de la agrupación de acciones y garantizando un Consejo lo suficientemente amplio como para dar cabida a las distintas vertientes de representación.

En el proceso explicado en la pregunta anterior, el papel que puede desempeñar Heliópolis es triple:

- Por un lado, servir de instrumento, tanto en un hipotético proceso de compraventa abierto de un paquete accionarial de propiedad clarificada y valoración objetiva (tasación, due diligence), como en una posible ampliación de capital, facilitando su puesta en marcha y estableciendo unas condiciones de precio y financiación que permitan alcanzar el mayor nivel de atomización posible del capital social entre el beticismo.

- Por otro lado, ser la figura jurídica que estuviese en disposición de aglutinar la parte del capital social que, en su caso, no fuese adquirida por el beticismo, gestionando con posterioridad los derechos políticos de ese paquete accionarial no mayoritario en base a un sistema democrático entre los abonados del club.

- De forma complementaria a ambos roles, implementar de forma transitoria los recursos humanos y económicos necesarios para la adecuada gestión del Real Betis Balompié S.A.D., hasta que culmine el proceso de transmisión y/o suscripción.

Por tanto, Heliópolis no aspira a pasar a la dirección, sino a dar un paso al frente e implicarse de lleno para impulsar el proceso de democratización detallado en la respuesta a la pregunta anterior, junto con todos aquellos particulares y colectivos que deseen implicarse, además de desempeñar el triple papel indicado. El beticismo es muy grande, lleno de excelentes profesionales con ideas y capacidad. Hay que aspirar a que “la alternativa” de futuro no sea una persona concreta, ni siquiera una persona jurídica: la alternativa debe ser el beticismo, y su concreción debe salir desde el beticismo, con la participación de todos.

No puede haber oferta desde el momento en que hay una indeterminación crónica sobre el valor real del paquete accionarial mayoritario, además de ser más que cuestionable la propia titularidad de las acciones si atendemos a los últimos acontecimientos que se han conocido, que arrojan serias dudas sobre el desembolso y titularidad del paquete accionarial mayoritario detentado por Farusa.

Lo que sí ha hecho Heliópolis es manifestar formalmente al accionista mayoritario que, de ser cierta su supuesta voluntad de venta y de acreditarse la legalidad de su propiedad por parte de Farusa, Heliópolis estaría dispuesta a canalizar y poner en marcha los instrumentos para que esas acciones se distribuyan entre los béticos a un precio justo y tasado por profesional independiente.

Posiblemente, habría que hablar de dos vertientes de esta cuestión: los ritmos reales de Heliópolis y la percepción del beticismo acerca de dichos ritmos.

En lo que se refiere a los ritmos reales de puesta en marcha de Heliópolis, han sido obligadamente lentos: y decimos obligadamente porque integrar en un espacio común a colectivos como Béticos Veteranos, Liga de Juristas, Béticos por el Villamarín, Amigos del centenario, Futuro Verdiblanco, Peñas y a más de un centenar de particulares, muchos de ellos con cierto nivel de significación pública, además de profesionales de diversos ámbitos, todo ello es un proceso laborioso y que debe construirse desde el respeto, la consideración, la generación de confianzas, la búsqueda de equilibrios, la apertura a todo el beticismo y el principio democrático.

En cuanto a la percepción respecto a dichos ritmos, debe comprenderse la sensación de hastío e impaciencia del beticismo tras 17 años, claramente expresada el 15J. Esa sensación de impaciencia puede generar a veces la percepción de que los cambios se producen demasiado lentamente aunque, si se analiza, desde la ignominiosa colocación de aquel busto en nuestro Palco han transcurrido solo 3 años llenos de cambios, todos ellos caminando hacia el mismo destino.

En la querella por delito societario están personadas en la actualidad exclusivamente 3 personas jurídicas: La Liga de Juristas, Por Nuestro Betis y Béticos por el Villamarín, todas ellas con legitimación suficiente. Dos de dichas asociaciones querellantes están integradas en la Fundación Heliópolis.

Además, un alto número de personas del Patronato y Comisión Ejecutiva de Heliópolis han tenido una importante participación en la preparación, interposición y seguimiento de la querella, a nivel técnico y jurídico, en permanente colaboración con la Junta Directiva de la asociación Por Nuestro Betis, no integrada en Heliópolis.

No obstante, y justamente por ello, la Fundación Heliópolis como tal persona jurídica no va a personarse en un procedimiento ya iniciado por las tres asociaciones mencionadas. Ni se considera necesario ni, sobre todo, se considera conveniente jurídicamente.

Cuestión diferente es que en un futuro los juristas presentes en el proceso consideren conveniente la personación a título particular de patronos de la Fundación, en cuyo caso se solicitaría el servicio jurídico oportuno a la Liga de Juristas béticos.

El perfil del Consejo futuro debe regirse por los principios de transparencia y participación y ser representativo del beticismo en un sentido amplio, además de estar formado por béticos y béticas que puedan aportar criterio propio, personalidad, dedicación al club, capacidad técnica, acreditado beticismo, ética, profesionalidad, diligencia y lealtad al Betis y a los béticos.

En cuanto a la dirección de la entidad, como en cualquier empresa, la mejor forma de que funcione el club es que la toma de decisiones y su gestión dependan de un equipo de trabajo amplio, con competencias claras, profesionalizado, estructurado y con autonomía y coordinación entre las distintas áreas de trabajo. En materia de política deportiva, debe articularse en tres pilares fundamentales: política de cantera con medios e inversión óptimos, planificación profesional de la primera plantilla y el cuerpo técnico por parte de una Secretaría Técnica profesionalizada, y política de fichajes y traspasos orientada a la mejora de los recursos deportivos dentro de los márgenes fijados por parte del Consejo.

Definidos los perfiles, resulta precipitado e inconveniente hablar de nombres en concreto, aunque se puedan tener en mente y algunas ya estén colaborando con Heliópolis; entendemos que en este campo debe trabajarse con discreción y sin comprometer a nadie.

En cuanto a la conformación futura del Consejo o la elección de personas para la dirección de la entidad, sin perjuicio de que dentro de los más de 100 patronos de Heliópolis haya personas con capacidad económica y profesional sobrada, consideramos que ello no debe preconfigurar una alternativa que debe salir del proceso de democratización que Heliópolis pretende impulsar. El objetivo de todos, no solo de Heliópolis, debe ser que la alternativa (no de “poder”, sino de “regeneración del Betis”) surja de todos los béticos.

En principio, Heliópolis solo adquiriría un paquete accionarial si quedase capital sin cubrir por parte del beticismo en un proceso de venta o ampliación de capital, para evitar la concentración de dicho capital en manos de unos pocos accionistas a título individual.

En ese caso, el ejercicio de los derechos políticos de dicho paquete accionarial correspondería al Patronato de la Fundación (compuesto por cerca de 150 personas, con presencia de diversos colectivos y particulares), sin perjuicio de que la voluntad del mismo sea establecer además un régimen de consulta con los accionistas minoritarios y/o abonados del club que, en la práctica, convierta en asamblearia dicha toma de decisiones.